Edgar Fonseca, editor

El abogado Víctor Herrera Flores, de 55 años, quien defendía a un empresario constructor de apellido Herrera, investigado en el escándalo de sobornos y dádivas con obras viales, denominado Cochinilla, falleció la noche del lunes, confirmaron familiares y allegados.

El deceso del abogado se produjo tras un sufrir infarto mientras jugaba fútbol 5 en una cancha en Moravia, añadieron parientes y conocidos.

Herrera fue dirigente del equipo de fútbol de Puntarenas.

Amigo del alma

El diputado y exprecandidato PLN, Carlos Ricardo Benavides, calificó a Herrera como un “amigo del alma”.

“Se fue temprano, mi amigo del alma”, dijo Benavides en un post Facebook.

“Vivió con intensidad hasta el último respiro, de la única manera en que disfrutaba hacerlo. Generoso, luchador, lleno de bondad y de fuerza. Amoroso esposo, hijo y hermano”, resaltó.

“Destacado y prestigioso profesional, deportista insigne. Amigo leal y solidario. Lo vamos a extrañar toda la vida”, añadió el legislador puntarenense.

“Estoy seguro de que Dios lo tiene ya en su gloria. Que el Señor le dé fortaleza y paz a su familia”, agregó.

La defensa del acusado Herrera fue asumida por el abogado Erick Ramírez Barahona, se informó.

OIJ y Fiscalía denuncian en dicho caso una red de supuestos sobornos y dádivas para trámites y contrataciones de obra pública con epicentro en CONAVI.

Tras 57 allanamientos hubo 30 detenciones, la mayoría de los cuáles están pendientes de que se es definan medidas cautelares.