Edgar Fonseca, editor/Foto Twitter Carlos Alvarado Q.

Una moción del diputado PUSC, Pablo Abarca, para investigar el millonario contrato del gobierno con la multinacional Pfizer para adquirir 4 millones de vacunas anticovid-19 naufragó ayer en la Asamblea Legislativa.

A la fecha Pfizer ha suministrado 1.812.525 de dosis.

El contrato inicial fue por $36 millones pero se elevó a $72 millones al requerir el país un millón de dosis adicionales a las 3 millones negociadas.

Moción se cayó

De 35 diputados que originalmente respaldaron la moción de investigación, 20 le quitaron su apoyo ayer.

Por el PLN desistieron: Silvia Hernández, David Gourzong, Ana Lucía Delgado, Jorge Luis Fonseca, Ana Karine Niño, Aida Montiel, Wágner Jiménez, Paola Valladares, Gustavo VialesLuis Antonio Aiza, María José Corrales y Luis Fernando Chacón; Erwen Masís, PUSC; independientes Zoila Rosa Volio, Ivonne Acuña; Restauración Nacional: Eduardo Cruickshank, Mileyde Alvarado, Floria Segreda, Xiomara Rodríguez, Giovanni Gómez.

Según Abarca, pretendía aclarar “el misterio del contrato, qué es lo que no se puede conocer y por qué hay tanto secretismo y bulla sobre esa negociación declarada confidencial”.

“De manera que esperaríamos que podamos aclarar este tema y tener claro todos los costarricenses cómo es que se está manejando el tema de la vacunación”, afirmó.

Su propuesta se desvaneció con el paso de las horas luego que Pfizer calificó de “injuriosas” aseveraciones desde el ámbito legislativo sobre el contrato, negociado con la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

La Sala IV avaló la confidencialidad del acuerdo.

Según los magistrados, “si bien, en la contratación administrativa ordinaria imperan los principios de transparencia, rendición de cuentas y fiscalización, en este tipo de contrataciones dichos principios tienen una suspensión de temporal, permitiendo la fiscalización de manera posterior, con la intensión de ejercer un control en el gasto público, asegurando con ello el pronto cumplimiento de obligaciones y la satisfacción del interés general”.

Pfizer se defiende con vehemencia

La multinacional Pfizer defendió con vehemencia los extremos de la negociación.

Los acuerdos que hemos firmado con el gobierno de Costa Rica han seguido, rigurosamente, todos los procedimientos legales, regulatorios y éticos requeridos. Cualquier insinuación de lo contrario es irresponsable, injusta e injuriosa, citó un comunicado de la firma enviado a PuroPeriodismo.  

La reacción se produjo ante la posible investigación legislativa.

Conducta íntegra

En Pfizer, actuamos de manera íntegra en el manejo de nuestro negocio y el relacionamiento con los diversos actores con quienes interactuamos, incluyendo a las autoridades de salud y gubernamentales, añade la compañía.   

Destaca que el proceso de negociación para el suplido de vacunas contra COVID-19 con gobiernos de distintos países ha sido similar, tanto a nivel de Centroamérica y Caribe (CAC) como a nivel mundial. Este es el resultado de un trabajo conjunto entre equipos locales, regionales y globales, que siguen las mismas políticas, lineamientos y guías establecidas por Pfizer y BioNTech.   

En el caso de Centroamérica y Caribe — asegura dicha empresa– el proceso ha sido liderado por Bradley Silcox, gerente general de Pfizer para la región, en conjunto con un equipo multidisciplinario de diferentes departamentos de la empresa. 

Sin intermediarios

Pfizer asevera que la negociación con Costa Rica se realizó en intermediarios.

Específicamente, las negociaciones con Costa Rica se realizaron de manera directa y sin ningún intermediario, tal cual lo hemos hecho con otras naciones. Al de día de hoy, se han entregado 1.812.525 dosis de nuestra vacuna contra COVID-19, hemos cumplido con todas nuestras obligaciones contractuales y mantenemos el firme compromiso de completar la entrega de la totalidad de dosis que le corresponden a Costa Rica durante los meses restantes del 2021, menciona el comunicado. 

Nuestro enfoque permanecerá en continuar trabajando con los gobiernos y otros grupos relevantes a través del mundo, para suplir nuestra vacuna a la mayor cantidad de gobiernos lo más rápido posible. No vamos a permitir que afirmaciones sin fundamento alguno descarrilen nuestra misión de llevar innovaciones que cambien la vida de los pacientes, propósito que ha cobrado una mayor urgencia en el contexto de esta pandemia, agregó la firma.