Edgar Fonseca, editor/Foto Fedefútbol

La Sele pudo golpear noche a su par de México y propinarle la primera derrota en la era del Tata Martino pero perdonó y cayó en la fatídica tanda de penales, 5-4.

La prensa mexicana reconoce el angustioso desenlace ante los ticos.

Y elogia la parada milagrosa de Ochoa al remate de Allan Cruz que sepultó las aspiraciones ticas tras 14 juegos sin victorias.

México en los 90 minutos intentó, hizo lo que le alcanzó pero eso fue insuficiente para hacerle daño a un equipo tico que decidió esperar, regalarle la iniciativa por completo al Tri y buscar contragolpear para sorprender a Memo Ochoa, pero ninguna de las dos posturas dio efecto, destaca el sitio mexicano mediotiempo.

¿Ensayo perfecto?

La Selección de Costa Rica tuvo un ensayo perfecto de lo que enfrentará en la eliminatoria mundialista. Fue un partido intenso ante el combinado mexicano, por las semifinales de la Liga de Naciones de Concacaf, que deja gratas conclusiones de cara a los retos venideros. Al final, los penales dictaron sentencia, lamenta Graciela Fonseca del sitio Fedefútbol.com.

El primer asomo de la Tricolor –añade– llegó al minuto 6, cuando después de una jugada en conjunto, Alonso Martínez lo intentó con balón dominado, pero el asistente invalidó la jugada. La Sele entró en calor.

De inmediato México respondió. Como es característico, los aztecas presionaron con mucha intensidad y en una media volea de Hirving Chuky Lozano estuvieron cerca de abrir la cuenta, pero apareció Leo Moreira, destaca la reseña oficial.

El arquero nacional se convirtió en pieza clave del conjunto patrio, pues apareció en 3 jugadas más y de forma determinante. Sin duda, el cancerbero le dio confianza a un equipo costarricense que supo hacer su juego: resguardarse equilibradamente.

En ataque, la Tricolor tuvo presencia gracias a la astucia de jugadores como Alonso Martínez, Joel Campbell y Keysher Fuller. A este último, el portero Guillermo Ochoa le detuvo un remate cruzado. La Sele cerró la primera parte con buenas sensaciones, agrega el sitio Fedefútbol.

Los salvó Ochoa

Quién más si no es Guillermo Ochoa para salvar a la Selección Mexicana en los momentos complicados. El portero se vistió de héroe en la tanda de penales atajando el de los ticos en la muerte súbita para ganar 5-4, luego de un pésimo juego del Tri en Denver, donde la puerta del primer fracaso del Tata Martino con la Selección se estaba abriendo, critica el sitio Medio Tiempo de la capital mexicana.

Los penales –agrega– fueron drama para México, Antuna comenzó la tanda y mandó el balón por un costado. El Tri fue abajo en el marcador hasta que Oscar Duarte también falló su tiro y luego en la muerte súbita apareció Memo como ha sido en cada tanda de penales del Tri en Concacaf.

Con un marcador de 5-4 en los penales, México se instaló en la Final de la Liga de las Naciones, donde también se medirá al rival de siempre, Estados Unidos, que ganó su serie de Finales de manera agónica sobre Honduras, añade dicho sitio.

El Tri jugó sobrado, los experimentos del Tata Martino fueron una muestra de que su intención no estaba en ganar el juego cómodamente a pesar de que enfrente estaba un rival que llegó al encuentro con más de un año sin ganar y con una victoria en sus últimos 14 partidos.

¿Qué intento Martino? Es una pregunta que sólo él podrá contestar, pues improvisó con Uriel Antuna de lateral derecho y si bien Costa Rica no aprovechó eso, tampoco a ofensiva le dio muchos resultados positivos, agrega el medio mexicano.

Especial PuroPeriodismo: Medio Tiempo, Ciudad de México