Edgar Fonseca, editor

Ocho exministros de Comercio Exterior se sumaron este domingo a las presiones políticas y empresariales para que el gobierno revoque la designación del exdiputado y fundador PAC, Ottón Solís, como representante de Costa Rica ante la OCDE.

Calificaron de “inoportuno” el nombramiento, “porque introduce una discontinuidad innecesaria y riesgosa para uno de los logros medulares de la administración del presidente Alvarado y del Congreso”.

Pidieron al presidente Carlos Alvarado y al Consejo de Gobierno reconsiderar la designación que desató fuerte reacción opositora en medio del receso legislativo de las últimas dos semanas y la amenaza de las principales fracciones de poner en duda su respaldo a trámites legislativo clave como el segundo debate al crédito por $1.778 millones con el FMI.

Suscribieron el mensaje los exministros Muni Figueres, Roberto Rojas, José Rossi,  José Manuel Salazar,  Tomás Dueñas, Marco Vinicio Ruiz, Manuel González y Dyalá Jiménez.

Advierten que es conveniente que el trabajo de alta complejidad técnica que demanda la OCDE, así como el desarrollado ya por varios años, no se vea interrumpido o amenazado.

“Se ha hecho un gran esfuerzo a lo largo de varias administraciones para adherirse a la OCDE. Se pone ahora en juego la credibilidad y el prestigio internacionales de Costa Rica, aspectos que no deben exponerse a cuestionamientos, sino más bien deben fortalecerse decididamente”, afirmaron.

También enfatizaron sobre el ciclo electoral en que está el país que podría afectar esa representación luego de las elecciones del 2022.

“Ello –agregaron– no sería positivo para la imagen de Costa Rica, como miembro de recién ingreso a la organización”.

Respaldo a a recomendación de actual jerarca

Los exministros respaldaron la posición del actual jerarca de COMEX, Andrés Valenciano, quien en la sesión del Consejo de Gobierno del martes 6 de julio se opuso al nombramiento de Solís y recomendó mantener en el cargo al actual representante, Manuel Tovar.

Puntualizaron que la ley 9981 dicta que el jefe de la misión sigue las instrucciones del jerarca de Comex, gestor de la coordinación de todas las entidades del Estado con la OCDE.

Además, enfatizaron, dicha Ley establece que el nombramiento debe hacerse por iniciativa del Ministro de Comercio Exterior, rector de la materia y conocedor de los elementos que deben valorarse al hacer ese nombramiento.

Para los exministros, es claro que el jerarca actual hizo todas esas valoraciones al proponer al Consejo de Gobierno la continuidad del actual representante, con el deseo de que se aprovechen plenamente las herramientas y oportunidades que ofrece la OCDE para avanzar las reformas que tanto necesitamos como país.