Edgar Fonseca, editor

El empresario Carlos Cerdas de la firma constructora MECO, la más grande en su campo en Centroamérica y la décima en Latinoamérica, vinculado al escándalo Cochinilla, fue ubicado la mañana de este jueves en una celda de máxima seguridad del complejo penitenciario Occidente en San Rafael , Alajuela, confirmaron fuentes del ministerio de Justicia.

Cerdas, de 62 años, uno de los más poderosos empresarios de la región en su sector, cuya empresa tiene operaciones en Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Belice y Guatemala, cumplirá un periodo de aislamiento preventivo por covid-19 en un espacio individual, ratificó Otto Vargas, portavoz oficial.

Lo trasladaron al denominado Centro Nacional de Atención Específica, conocido como máxima seguridad, dentro de dicho complejo.

Al momento de verse implicado en el mayor reciente escándalo de alegada corrupción con supuestos sobornos y dádivas en contratos de obra pública, Cerdas, como presidente de MECO, lideraba desde 1992 una firma con 44 años de trayectoria en el mercado nacional y el internacional.

El empresario, graduado en Administración de Empresas del Instituto Técnico de Administración de Empresas, permanecía en celdas judiciales desde el lunes luego que el juez Hugo Porter Aguilar del Tribunal Penal del II Circuito judicial de Goicoechea le fijó prisión preventiva de cuatro meses.

Igual medida le impuso a la empresaria Mélida Solís de la firma H Solís, quien permanece en el centro Vilma Curling, antiguo El Buen Pastor en San Rafael Arriba de Desamparados.

A ambos les fueron revocadas fianzas por $5 millones y $3 millones, respectivamente, concedidas por la jueza penal Carolina Lizano.

Son ligados por OIJ y Fiscalía a una supuesta organización criminal sospechosa de sobornos y dádivas en trámites y contrataciones de obra pública.

En el caso de Cerdas, presidente de MECO, una firma con 44 años de trayectoria, el juez Porter en el voto 249-2021 del lunes 19 dd junio destacó el eventual peligro de fuga en su caso.

Ordenó su arresto inmediato, lo cual se dio a las 9:30 a.m. de ese día cerca de su residencia en Escazú.

La empresaria Solís fue arrestada cuando llegó a los tribunales del II Circuito Judicial, Goicoechea.

“En el caso del acusado Cerdas, este afronta según las pesquisas de la Fiscalía 7 delitos de Penalidad de Corruptor, fraude de ley y tráfico de influencias, que las penas que podría sufrir serían de 13 a 34 años de prisión; esta persona se le vincula con una investigación en Panamá por hechos similares y con el pago a funcionarios de un monto en dólares cercano a los nueve millones, que es una persona de capacidad económica indiscutible, que se le endilgan la posesión o propiedad de aeronaves, que pasa fuera de nuestras fronteras gran parte de su tiempo, que tiene domicilio en otros países (Panamá), por lo que la Aquo establece un alto grado de fuga amén de la continuidad delictiva y la posibilidad de obstaculizar el procedimiento…”, afirmó Porter al revocarle la fianza.

El daño por los hechos investigados en este caso es estimado para el Estado en unos ¢78 mil millones, según Walter Espinoza, director OIJ.

La Procuraduría de la Etica interpuso reclamo de acción civil resarcitoria por ¢58.739 millones.

Hay 30 personas denunciadas, entre particulares y funcionarios de CONAVI, epicentro del escándalo.

Se siguen investigaciones contra al menos otras 30 personas.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————

El poderoso constructor que empezó su emporio en una cantera

Especial PuroPeriodismo/Revista Semana, Bogotá

La costarricense Meco y su socio local, Mario Huertas, lograron lo que parecía imposible: terminar 3 concesiones viales 4G en el presupuesto y tiempos contratados. Ahora los ‘ticos‘ van por más y se proyectan como un jugador importante en el sector de la construcción en Colombia, destacó del empresario Cerdas y su firma un informe de la revista Semana, Bogotá, Colombia, 2019.

Meco no solo es la décima constructora más grande de América Latina y la mayor en Centroamérica por facturación- También es el socio que escogió Mario Huertas Cotes para entrar de lleno en el programa 4G.

“No llegamos a un país para estar 5 años y salir. Venimos para hacernos una empresa local. Desarrollamos la parte privada, industrial y pública. En 10 años queremos ser una empresa local. En Centroamérica somos el mayor productor de agregados y el mayor productor de asfaltos”, afirmó el empresario aquel momento.

“Nuestra facturación en 2018 fue de US $693 millones, mientras que Cóndor facturó US$180 millones y Conconcreto cerca de US$200 millones. En 2019 creemos que podremos facturar cerca de US$720 millones solo en temas de construcción. Tenemos 7.000 colaboradores”, confirmó en la entrevista concedida en Colombia.

¿Cómo empezó la historia de Meco?

Carlos Cerdas: La fundamos mi padre (Ángel Cerdas) y yo en 1977. Él había hecho cosas en la producción de agregados y era una persona muy humilde, sin preparación académica. Yo apenas era un joven, por eso empezamos alquilando equipo y después cogiendo obras pequeñas.

En los años siguientes, cuando teníamos cierto tamaño, empezamos a ver que el país era muy chiquito, y que si queríamos crecer teníamos que salir. Aprovechamos que en 1992 salió el gobierno sandinista en Nicaragua y asumió Violeta Chamorro, vimos una oportunidad para llegar a ese país.

¿Y cómo dieron el salto?

CC: Empezamos a proveer agregados a una constructora que estaba haciendo una carretera en la ciudad de Cartago. Luego, empezamos a darle otros servicios de equipos. Ahí comenzamos a interesarnos en la construcción.

Especial: Semana, Bogotá