PuroPeriodismo/Foto diario La Prensa, Panamá

Unos 10 mil migrantes, entre los que hay cubanos, haitianos y africanos están en Necoclí, Colombia, límite fronterizo Panamá a la espera de moverse por el peligroso tapón selvático de Darién, cruzar Panamá y llegar a Costa Rica, informa este sábado el diario La Prensa de Ciudad Panamá. Las autoridades del vecino país están en alerta ante esa eventualidad.

La información la dio a dicho diario César Zúñiga, director de la Unidad de Gestión de Riesgo de Desastres de la Alcaldía de Necoclí, Colombia, quien dijo que por día están saliendo no menos de 800 migrantes para cruzar la selva de Darién.

El ministro de Seguridad de Panamá, Juan Pino, dijo que los migrantes se quedan algunos días en Darién y de allí hacen un flujo directo a la frontera con Costa Rica para seguir su viaje a América del Norte.

Ratificó que Panamá tiene una política de flujo controlado porque su meta no es quedarse, sino seguir a Estados Unidos y Canadá.

“Aquí no pasa lo que pasa en otros países, usted no ve a los migrantes en nuestras ciudades, porque se convierte en un problema de seguridad y de salud”, recordó Pino al diario.

Según Pino, por Panamá han pasado desde enero 42 mil migrantes.

Se desconoce cuántos de ellos han cruzado a territorio tico en los últimos meses.

Especial PuroPeriodismo/diario La Prensa, Ciudad Panamá

Prepárense

El funcionario colombiano César Zúñiga recomendó a Panamá tener paciencia y prepararse para una situación compleja como la que está atravesando actualmente Necoclí.

“Hemos tenido momentos en los que se ha acumulado población de migrantes, pero esta ha sido la más grande que hemos vivido”, dijo.

Caravana de migrantes se dirige a la selva entre Panamá y Colombia

Grupos de hasta 800 migrantes están saliendo, por día, en embarcaciones, desde Necoclí, en Colombia, con destino al área de Capurganá, muy cerca de la selvática frontera con Panamá.

César Zúñiga, director de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres de la Alcaldía de Necoclí, informó a este medio que ahora mismo hay 10 mil migrantes con destino a Panamá.

Zuñiga calificó este escenario como la peor crisis migratoria que han vivido en los últimos años, al punto que la empresa de embarcaciones en la zona se quedó sin capacidad para trasladar a tantas personas, cita La Prensa.

Indicó que este hecho ha ocasionado la acumulación de migrantes que han venido reportando los medios internacionales durante las últimas semanas.

Por día salen hacia Panamá unos 800 migrantes de Necoclí, Colombia

“Hemos tenido momentos en los que se ha acumulado la población de migrantes, pero está ha sido la más grande que hemos vivido”, dijo Zúñiga, quien se encarga de manejar la situación en ese municipio colombiano.

De momento, explicó que diariamente están saliendo entre 400 y 800 personas hacia la frontera con Darién. “Ya hay boletos vendidos hasta el 18 de agosto para evacuar a esta población”, precisó el funcionario, según el medio panameño.

A juicio de Zúñiga, Panamá debe llenarse de paciencia ante esta situación, ya que una gran cantidad de personas sólo busca llegar a Estados Unidos y Canadá, y muy pocos están dispuestos a regresar a los países donde nacieron.

En ese contexto, precisó que la mayoría de los migrantes proviene de Haití y Cuba, no obstante, también vienen de otros continentes, como África y Asia.

“A nuestro vecino país de Panamá, les recomiendo que se preparen, porque la situación que vivimos en Necoclí es bastante compleja”, afirmó.

El presidente de Colombia, Iván Duque, solicitó cooperación regional para enfrentar la crisis migratoria.