PuroPeriodismo/Foto Confidencial, Managua

Empresarios y cámaras gremiales de Nicaragua aseguran que “no hay condiciones para elecciones”, pero callan por prudencia y temor a represalias, destaca el sitio Confidencial de Managua.

Los principales grupos empresariales de Nicaragua que apoyaban elecciones libres se mantienen en silencio ante el cierre de la vía electoral decretada por el Gobierno al apresar a siete aspirantes presidenciales y cancelar la personería jurídica del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL). El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), cesó la campaña en que pedía elecciones transparentes, añade dicho medio que dirige desde el exilio en Costa Rica el periodista Carlos Fernando Chamorro.

El pasado viernes cinco de agosto, esa campaña enmudeció. Previo a eso, habían publicado el controvertido comunicado del 23 de julio, en que afirmaban que “Nicaragua necesita elecciones en un clima de paz, tranquilidad y seguridad”, cuestionado no solo por inconsulto, sino también por tímido.

Por su parte, la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), no ha dicho nada. Silencio. Ausencia. Mutis total, enfatiza el sitio.

“No quieren ser la voz cantante”, dicen

Hay dos razones para que el Cosep esté tan callado. La primera es de forma, porque existe el compromiso de que no se publique ninguna comunicación sin que las cámaras estén enteradas y que los presidentes la hayan aprobado, explicó el directivo de una cámara adscrita a esa cúpula empresarial.

La segunda razón es de fondo, porque “muchos empresarios sienten la presión ciudadana por expresarse públicamente, pero la sensación es que no tenemos por qué ser ‘la voz cantante’, sino que la nuestra debería ser una voz entre muchas, pero también porque hay quienes parecen interesados en ‘quemar’ a los empresarios, lo que, desde luego, no nos interesa”, explicó la fuente.

De forma adicional, observa que los trabajadores y sus gremios, están “obligados a cuidar de los empleos de nuestro personal”.

Especial PuroPeriodismo: Confidencial, Managua