PuroPeriodismo/Foto Twitter The White House

Tras más de veinte años de conflicto, las Fuerzas Armadas estadounidenses completaron este lunes su retirada de Afganistán y pusieron fin a las tareas de evacuación, respetando así el 31 de agosto [hora local de Kabul] como fecha límite para la salida del país acordada con los talibanes, informa el sitio oficial VOA Noticias.

“Estoy aquí para anunciar que hemos completado nuestra retirada de Afganistán y el fin de la misión para evacuar a estadounidenses, ciudadanos de terceros países y afganos vulnerables”, anunció el general Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central del ejército de EE. UU. en rueda de prensa, desde el Pentágono, según dicho sitio.

Debido a la dificultad para evacuar a los miles de afganos que querían salir del país, ante la inapelable caída del país en manos de la insurgencia talibán a mediados de agosto, numerosas voces en Washington habían abogado por prolongar la misión por unos días, algo a lo que se oponía tajantemente el presidente Joe Biden, alegando que eso no haría sino que poner en peligro a las tropas estadounidenses.

En ese sentido McKenzie dijo que EE. UU. “había pasado de cooperar en materia de seguridad con un socio y aliado de muchos años a iniciar una relación pragmática de necesidad con un enemigo de mucho tiempo en ese entorno”, en referencia a los talibanes, con quienes se había alcanzado un status quo que permitía a la alianza mantener el control del aeropuerto Hamid Karzai, en Kabul.

El alto militar agradeció a los más de 800.000 militares y 25.000 civiles que sirvieron en el más largo conflicto militar en la historia del país norteamericano.