Edgar Fonseca, editor

El empresario Carlos Cerdas Araya, de la firma MECO, involucrado en el megaescándalo Cochinilla, fue ubicado hoy por el ministerio de Justicia en el Centro de Atención Institucional de San José, en San Sebastián.

“Una vez cumplido el aislamiento preventivo ordenado por el Lineamiento para la Atención de la Emergencia Sanitaria por la Pandemia en el Sistema Penitenciario, el señor Cerdas ha sido trasladado esta mañana a uno de los módulos del CAI San José para que prosiga con el cumplimiento de lo dispuesto por la autoridad judicial”, se informó oficialmente.

De 30 detenidos iniciales por este caso, solo Cerdas y la empresa Mélida Solís de la firma H Solís, descuentan cuatro meses de prisión preventiva dictados por el juez Hugo Porter, del Tribunal Penal de Hacienda, quien revocó fianzas de $5 millones y $3 millones, respectivamente, que les había determinado la jueza penal Carolina Lizano.

Ambos y el resto de investigados y denunciados son vinculados por la Fiscalía y el OIJ a una supuesta red de sobornos y dádivas en trámites de contratación de cobra pública que generaron un alegado perjuicio al Estado estimado inicialmente en ¢27 mil millones, según destacó el director policial, Walter Espinoza, el lunes 14 de junio, día en que estalló el escándalo con 57 allanamientos y las 30 detenciones.