Edgar Fonseca, editor

El influyente empresario nacional, Francis Durman, CEO del Grupo Montecristo, calificó de “politiquería barata” las propuestas de algunos aspirantes presidenciales de renegociar la agenda pactada con el FMI, a la vez que llamó a un diálogo nacional, sector privado, gobierno, sindicatos para reimpulsar la economía pospandemia.

“Me parece politiquería barata para poder quedar de presidentes”, sentenció Durman con una vasta trayectoria empresarial local y regional, quien se recupera de severos padecimientos de salud.

Lo que buscan dichos políticos, remarcó, es atraer votos, en momentos en que el país urge definiciones para echar a reandar la economía con una tasa de desempleo de 17,7%, a mayor anterior, tres veces el promedio de las naciones OCDE.

Aprobar agenda FMI es prioritario

Durman afirmó que es prioritario aprobar la agenda FMI, pendiente en el Congreso con el trámite final de la nueva Ley Marco de Empleo Público, recién avalada por la Sala IV.

Es prioritario, dijo, porque eso daría confianza a inversionistas locales y extranjeros de avanzar con sus operaciones en el país, para generar nuevos empleos, sobre todo en los sectores más afectados como las zonas costeras.

Las manifestaciones las hizo este miércoles 10 de agosto en una amplia conversación con este editor transmitida por nuestra plataforma PuroPeriodismo.

Durman, cuyos negocios locales e internacionales abarcan zonas francas, turismo, salud, entre otros, llamó a un diálogo nacional: gobierno, empresa privada, sindicatos, para reimpulsar la economía tras los devastadores efectos de la pandemia.

Destacó el manejo que hizo el gobierno de la crisis sanitaria de la pandemia lo que evitó un mayor saldo de víctimas al presente.

Sin embargo, sostuvo, es hora que “suelte amarras” al sector económico y que mermen las restricciones comerciales para generar nuevas opciones de empleo.

O devastábamos la salud o devastábamos la economía

“En el tema económico la cosa es totalmente al revés. Lo teníamos claro desde el primer día”, dijo.

“Si queríamos proteger a la gente, íbamos a devastar la economía. Si queríamos tener una economía que se golpeara menos, íbamos a tener mas muertes”, enfatizó.

“La decisión de dónde poner la raya siempre es compleja”, admitió.

Ratificó su reconocimiento al manejo del gobierno de la primera fase de la emergencia pero insistió que ahora le corresponde facilitar la reactivación económica.

“Creo que ahora con la misma vehemencia con que se manejó estos hace 14, 16 meses, con esa misma fortaleza tenemos que ver cómo impulsamos los temas económicos para devolver el trabajo a todo el mundo. Sino vamos a pasar una década perdida y eso no puede ser”, dijo.