PuroPeriodismo/Foto AP, VOA Noticias

Funcionarios estadounidenses que observan a combatientes talibanes armados que entran en la capital afgana, Kabul, dicen que las fuerzas estadounidenses “controlan firmemente” la embajada de Estados Unidos y el aeropuerto internacional de la ciudad, incluso cuando el principal diplomático estadounidense describió la escena como “desgarradora”, informa el sitio oficial norteamericano VOA Noticias

Los líderes talibanes declararon la victoria el domingo en una rápida ofensiva cuando las últimas fuerzas de seguridad afganas se desvanecieron, dejando las puertas de la capital afgana abiertas a las fuerzas insurgentes.

Pero a pesar de las afirmaciones de los talibanes de que sus combatientes estaban asegurando partes de la capital, un funcionario estadounidense le dijo a la Voz de América que la propia embajada de Estados Unidos, así como el aeropuerto internacional Hamid Karzai, estaban a salvo, cita dicho sitio.

“Nuestras fuerzas continúan entrando y controlando firmemente HKIA [el aeropuerto] y la embajada”, afirmó el funcionario a la VOA bajo condición de anonimato, asegura el sitio estadounidense.

Estados Unidos comenzó a trasladar a sus ciudadanos y personal afgano al aeropuerto de Kabul, con la ayuda de miles de tropas desplegadas en la capital para ayudar con la evacuación.

Tres batallones de infantería estadounidenses, unos 3.000 soldados, comenzaron a llegar a Kabul el viernes. El sábado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó a otros 1.000 a dirigirse a Afganistán, mientras las fuerzas talibanes se acercaban cada vez más a la capital afgana, añade VOA.

Aún así, parece que Estados Unidos no tiene la intención de mantener los terrenos de su embajada en Kabul por mucho tiempo.

Dicen que no habrá venganza

Suhail Shaheen, portavoz del Talibán, le dijo a la BBC en una entrevista televisiva en vivo que los militantes quieren una “transferencia pacífica del poder” en Afganistán en los próximos días y que no buscarán venganza, informa la cadena londinense.

Este domingo, el presidente, Ashraf Ghani, abandonó el país poco después del avance de los talibanes sobre la capital, Kabul.

Luego de horas de asedio a las puertas de la ciudad, los talibanes anunciaron la toma de control del país, confirmó BBC.

La ofensiva se produce en medio de la retirada de las tropas estadounidenses y extranjeras después de 20 años de operaciones militares que no evitaron el rápido colapso de las fuerzas gubernamentales.

Los talibanes fueron derrocados del poder en 2001, tras una incursión militar liderada por Estados Unidos, pero poco a poco el grupo islamista ha ido retomando fuerza a lo largo y ancho de Afganistán, añade dicha cadena.

El portavoz de los rebeldes llamó a la periodista Yalda Hakim de la BBC cuando estaba al aire en el canal internacional de la BBC.

En una extensa conversación, ella lo presionó sobre los planes del Talibán para el país en medio de la preocupación de que los combatientes impongan una estricta interpretación de la ley islámica, incluidos los castigos corporales y la prohibición de que las niñas vayan a la escuela, agrega BBC.

Especial PuroPeriodismo: BBC, Londres