Edgar Fonseca, editor/Foto diario El Tiempo, Bogotá

Un 86% de los 15.612 rechazos migratorios de enero a julio del presente año corresponden a nicaragüenses, haitianos y cubanos, confirmaron reportes enviados a PuroPeriodismo por la Dirección General de Migración y Extranjería.

La mayor cifra de rechazos: 8.830, fue de nicaragüenses, 56,7% del total.

La de haitianos sumó 3.622, 23%.

La de cubanos: 1.249, 8%, detallaron los informes.

También fueron rechazados en este periodo 305 ciudadanos estadounidenses y 195 panameños.

Del total de rechazos, 10.745 (69%) fueron hombres y 4.867 (31%) mujeres.

Las Tablillas, puesto crítico

La mayoría de rechazos de nicaragüenses se registró en el puesto migratorio Las Tablillas, Los Chiles, que le denegó la entrada a 5.945 ciudadanos del vecino país, 66% del total de dicha nacionalidad.

Peñas Blancas reportó 1.559 rechazos; Upala, 903; Paso Canoas, 293, Sabalito, 22, Los Chiles, 6, el aeropuerto Santamaría, 64, y el Daniel Oduber, 15.

La mayor cantidad de rechazos de haitianos la registró el puesto de Paso Canoas: 3.380. Por Tablillas fueron rechazados: 41.

En el caso de cubanos, el mayor número de rechazos también lo reportó Paso Canoas: 1.075. En el aeropuerto Oduber de Liberia rechazaron a 34 ciudadanos de la nación caribeña.

Las cifras fueron consultadas a Migración en el contexto del inminente arribo a Panamá de unos 10 mil migrantes procedentes de Necoclí, Antioquia, Colombia.

La mayoría son haitianos, cubanos y hay procedentes de naciones africanas y asiáticas.

Según autoridades de Panamá, esos migrantes pretenden cruzar su territorio y avanzar hacia Costa Rica en su pretendida ruta hacia EE.UU. y otras naciones de Norteamérica.

Migración ratificó, a consultas de este editor, que sigue vigente la restricción de cierre de fronteras terrestres al ingreso de este tipo de migrantes, dispuesta desde marzo 2020 por la emergencia de la pandemia.

El ministro de Seguridad de Panamá, Juan Pino, confirmó que por Panamá, entre enero y julio de este año, han pasado 42 mil migrantes. Se desconoce cuántos de ellos lograron cruzar a territorio nacional.

Las autoridades de Colombia declararon estado de calamidad pública la presencia de los 10 mil migrantes en Necoclí y presionan su salida hacia Panamá, lo que les expondría al peligroso paso del Tapón de Darién tomado por bandas crimínales, según responsables de atender la emergencia.

La Cancillería de Panamá convocó a una cita de urgencia a los gobiernos vinculados a esta emergencia. El encuentro se realizará el 11 de agosto.


Muchos migrantes ya impactan calles de David, Panamá, y esperan apertura de frontera con Costa Rica

Muchos de los migrantes haitianos que han logrado cruzar Panamá en los últimos meses ya impactan las calles de David, Chiriquí, Panamá y esperan que Costa Rica abra su frontera para avanzar, reporta el diario La Prensa de dicho país.

Decenas esperan que Costa Rica abra las fronteras terrestres, ratifica el medio.

El fenómeno ya impacta las calles de Chiriquí, provincia donde se observa a familias haitianas con sus pesadas mochilas buscando sitios para alojarse, lugares para comer, y centros de remesas para recibir dinero de sus familias, relata dicho sitio.

En el distrito de David –agrega la versión– se hospedan en pensiones, hostales, compran ropa, y alimentos en las fondas. Andan en grupos pequeños, se ayudan mutuamente. Cada uno de esos migrantes, que indican estar de paso por Panamá, tiene una historia distinta. Algunos han laborado en algún país de Suramérica, pero aspectos como el racismo, o el maltrato laboral, los empujan a buscar otros horizontes. Es el caso de Jean Claude, a quien La Prensa encontró en un centro de remesas. Estaba junto a su joven esposa y su pequeño hijo. Habla español con acento caribeño y explica que la travesía ha sido difícil, pero espera llegar a los Estados Unidos para poder ayudar a su familia en Haití. Una dueña de restaurante narró que a ellos les gusta mucho la yuca, el plátano sancochado, y el pollo guisado.

En el albergue del Servicio Nacional de Migración, en Los Planes de Gualaca, hay decenas de haitianos, esperando que Costa Rica abra la frontera para seguir su viaje, según La Prensa.