Edgar Fonseca, editor

La Policía Nacional se tomó las instalaciones del diario La Prensa, el más antiguo de Nicaragua. La ocupación ocurrió al mediodía de este viernes 13 de agosto, un día después que la Junta Directiva del periódico anunció que no circulará más su edición impresa por un “bloqueo de insumos” impuesto por el régimen, informa el sitio Confidencial de Managua.

En sus redes sociales, La Prensa ha informado que los agentes policiales ingresaron de forma repentina al diario, cerraron el portón de la entrada principal, cortaron el acceso a internet y la energía eléctrica, apagaron todos los servidores del sitio web y obligaron a los trabajadores a apagar sus teléfonos celulares, por lo que no ha sido posible corroborar cuantas personas están en el interior, cita el sitio.

Minutos después de la irrupción en el rotativo, la Policía señaló —a través de una nota de prensa— que inició una “investigación en contra de Editorial La Prensa y sus directivos, por los delitos de Defraudación Aduanera, Lavado de Dinero, Bienes y Activos, en perjuicio del estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense”, añade la versión.

Según la nota policial, las bodegas de Editorial La Prensa “permanecen bajo custodia policial”, luego de un “allanamiento y registro” ejecutado por la Dirección de Auxilio Judicial, la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Ministerio Público; cumpliendo con una “orden judicial” de la cual no brinda más detalles.