Edgar Fonseca, editor/Foto Julieth Méndez, Casa Presidencial

EE.UU. saludó este miércoles el Bicentenario de la Independencia de las naciones de Centroamérica , elogió el modelo de democracia de Costa Rica pero denunció el sombrío rumbo autoritario del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua.

Tal el mensaje del Secretario de Estado, Antony Blinken, enviado en nombre de la administración Biden al celebrarse 200 años de independencia en la región.

“Costa Rica representa un modelo de democracia y respeto de los derechos humanos”, destacó Blinken.

En contraposición, condenó al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua.

“El gobierno de Nicaragua, liderado por el Presidente Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, ha llevado al país por el sombrío camino del autoritarismo por medio de un poder judicial servil, la toma del poder de los partidos políticos y el encarcelamiento de periodistas, líderes de la oposición y otros que defienden las elecciones libres y justas”, censuró Blinken.

Costa Rica un modelo

Blinken no escatimó elogios hacia el modelo de democracia de Costa Rica.

“En nombre del gobierno de Estados Unidos y de los estadounidenses, felicito a los costarricenses en este tan especial 200 aniversario del día de independencia”, resaltó.

“Estados Unidos –enfatizó– valora el sólido liderazgo regional de Costa Rica y la alianza de Costa Rica para trabajar juntos hacia una mayor seguridad, prosperidad y democracia en Centroamérica”.

“Nuestros países están unidos por valores compartidos y nuestra alianza se basa en nuestro compromiso mutuo con el crecimiento económico, el fortalecimiento de la gobernanza democrática, la seguridad ante amenazas comunes y la protección del ambiente”, agregó.

“El año pasado nos unimos para luchar contra el Covid-19, por medio de donaciones de vacunas y suministros médicos por parte de Estados Unidos. Costa Rica representa un modelo de democracia y respeto de los derechos humanos y esperamos una mayor colaboración en las prioridades mutuas, incluida la migración, la crisis climática y la lucha contra el crimen transnacional y el tráfico de drogas”, ratificó.

“En este año del bicentenario, anhelamos una mayor cooperación regional y colaboración en Centroamérica. Estados Unidos desea a los costarricenses un muy feliz 200 aniversario del día de independencia. ¡Pura vida!”, citó el mensaje.

Felicita a Centroamérica pero lamenta sombrío camino del autoritarismo en Nicaragua

“En nombre de los estadounidenses envío mis saludos a nuestros vecinos centroamericanos en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, que hoy celebran el 200 aniversario de su independencia, en un inicio como una Centroamérica unida, añadió Blinken en mensaje al grupo de naciones centroamericanas”. 

“Esta celebración especial –destacó– inspira el reconocimiento de las múltiples formas cómo los centroamericanos se han unido por numerosas generaciones para luchar por la libertad y oportunidades. Al igual que Estados Unidos ha sido moldeado y enriquecido por visitantes e inmigrantes de Centroamérica, hemos visto los conceptos de democracia y derechos humanos, valores fundamentales para los estadounidenses, concretarse en las aspiraciones de nuestros vecinos centroamericanos. Y, en efecto, durante las últimas generaciones, los centroamericanos han disfrutado cada vez más de los derechos inherentes a la democracia, incluidas las elecciones libres y justas, el sufragio universal y la libertad de expresión y de religión.

“Hoy –agregó– nos encontramos trabajando de manera estrecha para enfrentar antiguos y nuevos desafíos. Una terrible pandemia global exige todos nuestros mejores esfuerzos para ayudar a nuestros ciudadanos. Mientras tanto, históricas desigualdades en la región significan que no debemos solo reconstruir sino reconstruir mejor, generando oportunidades económicas más equitativas. Y, lo más importante, las amenazas a las instituciones democráticas y los derechos humanos en varios países centroamericanos nos obligan a priorizar el fortalecimiento de los principios esenciales de la democracia: transparencia, estado de derecho, igualdad y respeto de los derechos humanos. Estados Unidos está determinado a aliarse con los centroamericanos para lograr un futuro más democrático, más seguro, más próspero e inclusivo.

“Una gobernanza democrática más fuerte e inclusiva también fortalece la cooperación regional. En junio realicé mi primer viaje al hemisferio occidental como Secretario de Estado, para participar en una reunión regional de los líderes centroamericanos en Costa Rica. Ese evento me confirmó que Centroamérica, como región, puede ser más fuerte si todos trabajamos juntos. Una mayor cooperación entre los países, al igual que con socios cercanos como México, también ayudará a los gobiernos a brindar mejores resultados para sus ciudadanos.

El sombrio autoritarismo de la dictadura Ortega-Murillo

“Si bien muchos ciudadanos centroamericanos están seguros en la protección de la democracia y los derechos humanos, los desarrollos antidemocráticos representan una creciente amenaza para el futuro de Centroamérica.  Más notablemente, el gobierno de Nicaragua, liderado por el Presiente Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, ha llevado al país por el sombrío camino del autoritarismo por medio de un poder judicial servil, la toma del poder de los partidos políticos y el encarcelamiento de periodistas, líderes de la oposición y otros que defienden las elecciones libres y justas, remarcó Blinken.

El jerarca estadounidense no aludió al caso de El Salvador pero implícitamente mandó un mensaje tras las recientes decisiones del presidente Nayib Bukele contra la independencia judicial y la prensa.

“Desafortunadamente –sostuvo– los alarmantes ataques contra la independencia judicial, la sociedad civil y la prensa y la separación de poderes en otras partes de Centroamérica aumentan los riesgos de que las personas y las economías de esas naciones también enfrenten un futuro más autoritario”.

“Estados Unidos apoya a todos aquellos que dicen la verdad al poder, defienden los derechos humanos y fortalecen las instituciones democráticas contra la corrupción y las tendencias autoritarias en la región”, afirmó.

“En la celebración del bicentenario de sus países, quiero decir a los centroamericanos: Estados Unidos está con ustedes. Juntos podemos avanzar hacia el próximo capítulo en el progreso de Centroamérica hacia una región segura, próspera y democrática”, concluyó el máximo jerarca diplomático norteamericano.