PuroPeriodismo/Foto New York Post

Más de 12.000 migrantes, en su mayoría haitianos, han cruzado la frontera de Texas y esperan en un campamento improvisado debajo del Puente Internacional Del Rio para ser procesados ​​por la Patrulla Fronteriza, informa la cadena CBS News.

La agencia AP informó anoche que el gobierno Biden planea devolver a esos migrantes en un operativo aéreo inmediato.

Desastre sanitario

La comida y el agua escasean en el campamento. Con un calor sofocante y temperaturas de tres dígitos, los migrantes se bañan en el Río Grande y van y vienen a través del río para comprar comida y agua en México.

Casi 30.000 haitianos han llegado a la frontera sur en los últimos 11 meses, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. Muchos de ellos comenzaron su viaje en América del Sur y realizaron la peligrosa travesía por la selva, conocida como la Brecha del Darién, que separa a Colombia de Panamá, agrega el sitio.

Desde julio, las detenciones de haitianos han aumentado un 37%, según CBP. Muchos no quieren regresar a Haití debido al devastador terremoto del mes pasado y las secuelas del asesinato del presidente Jovenel Moïse.

El campamento temporal se ha multiplicado por seis desde el lunes y se esperan más migrantes en los próximos días.

El alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, hizo una declaración de desastre el viernes. “Pensé que la alarma se envió el lunes. Esto está activando la alarma de la bomba nuclear de que esto ya no es sostenible o aceptable”, dijo, cita CBS.

El congresista Tony Gonzales, un republicano de Texas, está pidiendo a la administración Biden que encuentre una solución para el caos.

“Por favor, involúcrate, involúcrate, haz algo. Esto es insostenible. Esto no es Estados Unidos. No es así como deberían ser las cosas”, dijo. “La gente viene y cruza como si no hubiera fronteras”.

Especial PuroPeriodismo: CBS News