Edgar Fonseca, editor/Foto Roberto Carlos Sánchez, Casa Presidencial

Una nueva ola pandémica covid-19, empujada por la variante Delta, puede llevar a 3.500 contagios diarios y 628 pacientes en unidades de cuidados intensivos a finales de mes, alertó este lunes el presidente ejecutivo CCSS, Román Macaya.

“Lo que está por delante puede ser peor de lo que ya vivimos en esta pandemia, si no hay un compromiso de la población”, enfatizó en la conferencia semanal sobre evolución de la pandemia tras 19 meses de emergencia sanitaria.

“La variable Delta es dominante en Costa Rica”, ratificó.

Hay que llegar a niveles más altos de vacunación para lograr una inmunidad de rebaño, pero mientras eso sucede las personas deben protegerse al extremo, sostuvo.

Según el ministro a.i. de Salud, Pedro González, la semana epidemiológica 35 que abarca del 29 de agosto al 4 de setiembre registró 16.601 casos de covid-19, con un promedio de 2.371 diarios.

Fue la segunda con mayor acumulación de casos desde mayo, cuando la semana epidemiológica 19 sumó 18.021 casos

En cuanto a fallecimientos la semana del 29 de agosto al 4 de setiembre, se sumaron 136 decesos, mientras que, del 22 al 28 de agosto, se contabilizaron 127 muertes, esto representa un aumento del 7% en la mortalidad de una semana a otra y nos da un promedio diario de 19 personas que pierden la vida relacionada con esta enfermedad, amplió González.

Al tope

“No podemos dirigir la mirada hacia otro lado y asumir que la pandemia no nos va a alcanzar”, insistió Macaya.

“La realidad es que hoy en los hospitales se vive el dolor de muchas familias y el sufrimiento e impotencia de nuestro personal al verse doblegado por el cansancio”, dijo.

Según las cifras de Macaya, en la última ola se registró un promedio de hospitalización cercano a los 1,400 pacientes por día. Hoy el país presenta un promedio de hospitalización de 1,179 pacientes por día.

Destacó que el promedio diario de casos nuevos similar al que se tuvo en el punto máximo de la ola anterior más reciente. Las proyecciones de la sala de situación de la CCSS reflejan que, de mantenerse el comportamiento actual de pandemia, al finalizar el mes de setiembre se estaría duplicando la capacidad de atención óptima de pacientes en unidad de cuidados intensivos.

En la semana del 29 de agosto al 4 de setiembre se registró en promedio 156 nuevos ingresos por día, 7 cada hora, es decir, 1 cada 9 minutos.

Este lunes 6 de setiembre se registra 1,264 personas hospitalizadas, confirmadas: 475 están en cuidados intensivos (156 en UCI crítica) y 789 en salón.  Seguimos por encima de la meta óptima de 359 camas en UCI.

Actualmente por cada cinco camas que tiene la CCSS, 1 está ocupada por pacientes covid.

De seguir al alza los contagios y hospitalizaciones, un escenario pesimista, citado por Macaya, estima para la última semana de setiembre en promedio 3.500 casos diarios promedio y por encima de 628 personas requiriendo atención de cuidados intensivos, lo cual es casi el doble de la capacidad óptima de ocupación hospitalaria.

En un escenario optimista se esperaría cerca de 3.000 casos diarios promedio y 608 personas requiriendo atención de cuidados intensivos.

En julio se indicó que con el ingreso de la variante Delta podría producirse un incremento del 10% de la transmisibilidad, por cada 100 personas se contagiarían 110 llevándonos a un repunte acelerado en la hospitalización, “situación que ya estamos viviendo”, indicó el doctor Macaya. 

Macaya sostuvo que en la ola anterior reciente se llegó a un nivel que superó la capacidad máxima de hospitalización con gran afectación a la población que adquirió la infección. Sin embargo, este incremento que se está viviendo inicia en un momento en el cual “no se ha recuperado la capacidad hospitalaria en su totalidad y podríamos vivir una situación aún más crítica”.

Cerca del 71% de la población mayor de 12 años posee una elevada vulnerabilidad a la enfermedad, por lo que “debemos ser conscientes del escenario de riesgo en el cual todavía nos encontramos, debemos continuar respectando las medidas en todo momento y en todas las actividades de la vida cotidiana, aseveró el jerarca.

Traslados declinados

La CCS desatacó que el 31 de agosto inició con una alarma, en donde se declinó el traslado, de un paciente en condición crítica de La Anexión.  Pese que el caso se presentó a todos los hospitales que contaban con una unidad de cuidado crítico, materialmente fue imposible, ninguno disponía de una cama.

Desde ese día, agregó un reporte oficial, diariamente se declinan traslados de pacientes de todo el país, la gran mayoría en condición severa y crítica. Este domingo se registró la cifra de 27 pacientes cuyos traslados se declinaron por falta de espacio en los hospitales del Área Metropolitana.