Luego de más de un año detenido en Cabo Verde bajo la acusación de ser el presunto testaferro de Nicolás Maduro y de la solicitud de extradición por parte de Estados Unidos, un jet recogió a Alex Saab en Cabo Verde a las 16:50, hora local, y lo llevó a territorio norteamericano. El avión fletado por el Deparamento de Justicia aterrizó en Miami a las 21:20, informa el sitio Infobae.

La acción norteamericana desató una virulenta reacción del régimen de Caracas y el presidente Nicolás Maduro dio por acabadas las conversaciones con la oposición que desarrollaban en México.

El presunto testaferro del gobernante venezolano Nicolás Maduro, comparecerá el lunes ante un juez federal en Miami para enfrentar cargos de corrupción y lavado de dinero, en lo que incrementa la tensión entre Estados Unidos y el régimen socialista de Caracas, informa El Nuevo Herald de Miami.

Sospechoso de lavado de dólares y demás

Detenido durante una escala técnica de su avión en Cabo Verde el 12 de junio de 2020, Saab es acusado por Estados Unidos de manejar una vasta red para que el dictador Maduro y su régimen pudieran desviar en su beneficio ayuda alimentaria con destino a Venezuela. Junto con su socio Álvaro Pulido, también solicitado, Saab habría presuntamente transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas extranjeras de su propiedad o bajo su control. Podría ser condenado a hasta 20 años de cárcel si es hallado culpable, cita dicho sitio.

El empresario colombiano es un cercano colaborador de Maduro, que le dio la nacionalidad venezolana, título de embajador y tacha su detención de “secuestro”.

Nacido en la ciudad de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar alimentos y víveres con sobreprecios al chavismo. De hecho, el colombiano, junto a tres hijastros de Maduro y otras nueve personas, fue sancionado en julio de 2019 por Estados Unidos por esa precisa maniobra. Por esa razón, todos tienen congelados todos los activos o bienes inmuebles que puedan tener en Estados Unidos, agrega el medio.

“Alex Saab se comprometió con los informantes de Maduro a dirigir una red de corrupción a gran escala que utilizaron cruelmente para explotar a la población hambrienta de Venezuela. El Tesoro apunta a los que están detrás de los sofisticados esquemas de corrupción de Maduro, así como a la red global de compañías ficticias que se benefician del programa de distribución de alimentos controlado militarmente por el anterior régimen”, explicó en ese entonces el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin.

“La red de corrupción que opera el programa CLAP ha permitido a Maduro y a sus familiares robarle al pueblo venezolano. Utilizan los alimentos como una forma de control social, para recompensar a los partidarios políticos y castigar a los opositores, mientras se embolsan cientos de millones de dólares a través de una serie de esquemas fraudulentos”, agregó, según Infobae.

Fortuna de mil millones de dólares

El periodista Gerardo Reyes, autor del libro “Alex Saab. La verdad”, reveló días atrás a Infobae que el enigmático empresario barranquillero se benefició de una red de empresas fantasma dedicadas a las importaciones ficticias, al tiempo que manejó diversos asuntos comerciales del régimen bolivariano, logrando amasar una fortuna valuada en -al menos- mil millones de dólares. “Resolvía el día a día de los problemas más urgentes del gobierno de Venezuela. Cuando se necesitaba resolver el problema de los alimentos porque no había leche, lo llamaban a él; cuando no había combustible, él se iba y negociaba el envío de tanques de combustible de Irán”, aseguró, añade el sitio.

De esa forma entabló estrechos lazos comerciales y diplomáticos con países como Turquía, Irán y Rusia, con el primordial objetivo de ayudar al dictador venezolano a burlar las sanciones internacionales.

Injusticia innoble

Se sabía que el más angustiado y molesto con la extradición de Alex Saab era Nicolás Maduro. Su gobierno se estremeció por cuenta del traslado de quien es acusado de ser su testaferro a los Estads Unidos. El líder del régimen venezolano aseguró que se trata de “una de las injusticias más innobles y vulgares que se haya cometido en las últimas décadas en el mundo”, destaca Semana de Bogotá.

Lo dijo en una alocución televisada en Venezuela este domingo. “Se está moviendo en la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York, en Ginebra, en los organismos de Derechos Humanos” ante el “secuestro” de Saab, extraditado el sábado desde Cabo Verde, agrega dicho sitio

“Llegó un avión, se bajaron unos matones (…), lo buscaron y lo sacaron a golpes desde el lugar en donde estaba como casa por cárcel y se lo llevaron sin avisarle a los abogados, a la familia, ni nadie. ¡Un secuestro en toda la línea del gobierno de los Estados Unidos!”, exclamó el mandatario, según Semana.