Edgar Fonseca, editor/Foto diario La Prensa, Managua

En unas elecciones condenadas como farsa por la comunidad internacional, policías y militantes sandinistas vigilaban los centros de votación este domingo en Nicaragua, relata el sitio La Prensa de Managua.

La afluencia de votantes es rala, destaca el medio.

Los Centros de Votación abrieron a las 7 de la mañana, sin embargo y a pesar de la presencia de militantes sandinistas, la afluencia de la población ha sido escasa en centros de Managua, Carazo y Matagalpa, añade la versión

El presidente Daniel Ortega se apresta a una cuarta reelección consecutiva con siete de los principales candidatos opositores detenidos desde hace tres meses e ilegalizados los tres partidos independientes más representativos.

Votó y se presenta como mansa paloma

Luego de ejercer el voto este domingo, Ortega compareció en cadena nacional defendiendo las votaciones que le garantizan otros cinco años en el poder, informa el sitio Nicaragua Investiga.

Acompañado de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, Ortega dijo que «el voto no mata a nadie» ni llama al terrorismo ni a la guerra, cosas de los que acusa a la oposición, la cual no pudo participar debido al encarcelamiento de sus líderes y a la cancelación de la personería jurídica de los partidos en que se habían aglutinado.

“Este día (estamos) desafiando a los que promueven el terrorismo, financian el terrorismo, financian la guerra, a los que sembraron el terror, la muerte, la destrucción de la economía, destrucción de escuelas, que seguían conspirando y siguen conspirando. Esos no quieren la paz, son sembradores de muerte», manifestó Ortega, según dicho sitio.

Obligados a votar

Hace unas semanas “Horacio” recibió una visita que él considera de “intimidación”. Dos miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) llegaron a llenar una ficha, en la que le preguntaban su número de teléfono, en qué actividades partidarias ha participado, cuántos militantes viven en su casa y le pidieron que diera sus datos. Verbalmente le insistieron varias veces que “debía ir a votar por el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo”, denuncia el sitio Confidencial de Managua 

Esa misma frase también se la han repetido insistentemente sus jefes en el hospital donde trabaja, en Rivas. A varios “los obligaron” a participar en las mesas electorales. “A los que no participamos el día de las elecciones, nos dicen que tenemos que ir a votar, que es algo obligatorio y sobre todo que llevemos a toda nuestra familia”, cuenta, según dicho sitio. 

La otra “indicación” que recibió “Horacio” es que van a “nombrar a un vigilante” en el hospital, cuya tarea es “constatar que todo el personal haya ido a votar”. 

“Al que no vaya a votar lo irán a traer en vehículos de la institución, porque cada una de las instituciones estatales tiene que garantizar que todos sus trabajadores hayan ido a votar. Es algo que ya lo han hecho antes y esta vez estamos advertidos. No te dicen qué te pasará si no lo hacés, pero todos sabemos que nos correrían”, explica. 

Según este médico, la instrucción de ir a votar “lo más temprano posible” se las han hecho llegar a todos los trabajadores del Ministerio de Salud (Minsa). En todos los casos deberán mostrar su dedo marcado con tinta indeleble, mediante una fotografía que deberán enviar a la persona encargada en sus centros de trabajo.