Yunior García Aguilera, dramaturgo y activista cubano

El país de donde tuve que escapar hace tres semanas ha sido con frecuencia la manzana de la discordia para políticos, empresarios, turistas, tertulianos, historiadores, periodistas y millones de aficionados al debate ideológico, ya sea desde un aula universitaria o desde un bar. Caminando por Madrid he podido ver, en una misma calle, el estanquillo donde los periódicos aluden a la represión de los últimos meses en la isla y, a unos pocos metros, he visto también la publicidad de una agencia de viajes que recomienda Cuba como destino paradisíaco. ¿Se entiende mi país desde Europa? ¿Tienen los que han visitado la isla caribeña durante sus vacaciones una idea real de cómo viven y piensan y sienten los cubanos? 

Fuente: ABC, Madrid