PuroPeriodismo/Foto Emilio Flores, La Prensa, San Pedro Sula

El Congreso de Honduras inauguró este viernes sus labores legislativas 2020-2026 con la elección de su directorio provisional en medio de golpes, gritos y empujones desatado por la rebelión de 20 diputados del partido de la presidenta electa, Xiomara Castro, informa el sitio La Prensa de San Pedro Sula.

La trifulca comenzó luego de que el ministro de Gobernación, Leonel Ayala, abriera la sesión y un grupo de 20 diputados del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) propusiera como presidente provisional a Jorge Cálix, , uno de los disidentes, lo que violaba un pacto con el partido aliado, agrega el sitio.

Ayala llamó a Cálix a subir a la mesa de la directiva y lo juramentó. En medio de gritos de “traidores” y “Xiomara”, siete diputados leales a Castro subieron a agredir a Cálix y lo obligaron a huir.

El diputado de Libre Rasel Tomé denunció que Ayala, quien pertenece al oficialista Partido Nacional (PN, derecha), “ilegalmente le cedió la palabra” al grupo de disidentes que “traicionaron el mandato que el pueblo dio a Xiomara Castro” en las elecciones pasadas.

Ayala dijo a una televisora local que la elección de Jorge Cálix “fue acompañada por 83 firmas”.

El analista político y exdiputado del PN Raúl Pineda estimó que los 20 diputados actuaron en función de “arreglos oscuros” con los sectores del PN y otros partidos, según La Prensa.

La crisis al interior de Libre estalló la noche del jueves, cuando Xiomara Castro –que ganó en las elecciones del 28 de noviembre al candidato del PN, Nasry Asfura– convocó a los 50 diputados de su partido para pedirles que apoyaran al legislador Luis Redondo como presidente del Legislativo, pero 20 no asistieron al encuentro.