Edgar Fonseca, editor/Foto fedefutbolcrc

La Sele se juega este domingo ante México, el enemigo eterno, en el Azteca, otro gran paso en la empinada ruta hacia el Mundial Catar 2022.

Será otro choque de “cuchillo entre dientes”.

Tras el triunfo clave ante Panamá, 1-0, el jueves anterior, la Tricolor revivió esperanzas de meterse en la lucha por un cuarto cupo, al menos en repechaje.

Y, aunque jugará sin público, el técnico nacional, Luis Fernando Suárez, demandó “actitud” en el choque ante los aztecas que vienen de una gran remontada en Jamaica, 1-2.

“La actitud no es negociable”

“No es negociable la actitud”, sentenció Suárez.

“Uno no puede negar la dificultad que siempre tendrá enfrentando a un equipo como México”, agregó.

“La única pequeña diferencia –dijo– es que no habrá público”.

“Pero para ir al Azteca se necesita actitud y unión de grupo”, advirtió.

Puntualizó sobre las fortalezas del contricncante.

“Vi como siempre un México con buena posesión de pelota, siempre presionando, aunque la primera llegada de Jamaica fue gol”, dijo del reciente choque en tierras caribeñas.

“Tenemos que resolver esa situación de posesión que tienen ellos, cómo lograr que las llegadas no sean peligrosas, y después cómo poder aprovechar espacios”, reconoció.

Costa Rica juega en el mítico coloso de Santa Ursula con la gloria histórica de haber sido la primera selección en derrotar a México en su trinchera en junio 2001 rumbo al Mundial Corea 2002, episodio conocido como el Aztecazo.

Según Fedefutbol, Suárez dirigió ayer el último entrenamiento de la Tricolor en suelo costarricense de cara al compromiso clasificatorio contra México del domingo.

La Sele viajó ayer tarde en un vuelo chárter para el duelo de este domingo a las 5 pm.

Al grupo se sumaron Anthony Contreras y Jefry Valverde, llamados a última hora en sustitución de Randall Leal (enfermo) y Orlando Galo (lesionado en el juego ante Panamá), aclaró Fedefutbol.

Punto a punto

Según el técnico Suárez, será necesario hacer algunos cambios debido a que el desgaste es grande en la parte física y el tiempo de descanso es muy corto. Es una situación complicada para todos, no solo para Costa Rica.


“Todos se ha analizado. Hemos valorado de qué manera jugar, si con cuatro o con cinco (en el fondo) para ver de qué manera obtenemos el mejor once en este difícil compromiso”, añadió.


Sobre el llamado de los delanteros, Contreras y Valverde, afirmó que siempre ha tenido buena sensación desde el anterior microciclo. Sabemos que pueden aportarle al equipo. Podemos pensar en jugadores que cumplen puestos diferentes, por eso no estoy llamando futbolistas de la misma posición de Galo y Leal.