PuroPeriodismo/Foto Caretas, Lima

Informe Especial BBC Mundo-El pasado julio el presidente de Perú, Pedro Castillo, le nombró ministro de Economía en lo que se interpretó como una apuesta por la moderación y la racionalidad en la gestión económica, y un intento del mandatario de calmar a los inversores que eran escépticos con algunas de sus propuestas de campaña.

En ese tiempo, Pedro Francke sostuvo el timón de una economía golpeada por la pandemia y trató de impulsar las reformas que cree que necesita el país. 

Ahora, recién apartado del cargo por la última remodelación del gabinete de Castillo, que este martes nombró al cuarto en sus poco más de seis meses de presidente y trata de sortear una nueva tormenta política, Francke repasa en su casa de Lima con BBC Mundo su paso por un ministerio clave y describe a un líder al que no pudo acceder tanto como le hubiera gustado. 

Francke ha sido uno de los perjudicados por la penúltima crisis institucional peruana, que se llevó por delante el gabinete encabezado por Mirtha Vásquez, del que formaba parte. 

En un país cuya política vive en la crispación permanente, despliega su visión con el tono cordial y didáctico de sus años de docente en la universidad, adonde regresará ahora que Castillo ya no cuenta con él. 

¿Qué opina del nuevo gabinete nombrado por Pedro Castillo?

Vamos a verlo. Tiene sus lados oscuros, pero prefiero no opinar mucho sobre eso. 

Cuando uno ha estado en el gobierno es difícil tener la distancia necesaria para tener una cierta objetividad. Siempre la salida le genera a uno emociones.

Ya son más de seis meses de presidencia de Pedro Castillo. ¿Qué errores cree que ha cometido?

Ha tenido muchas dificultades en tener un gabinete sólido al que le dé mucha confianza y al que apoye con firmeza.

¿Cree que no confiaba en su equipo?

Esa es la impresión que da cuando uno ve tantos cambios tan seguidos. Fíjese en cuántos ministros y gabinetes han pasado. Da la impresión de que ha costado un poquito afirmarse en un rumbo. 

¿Y usted, que tenía una responsabilidad tan importante como la de dirigir la economía del país, se sentía apoyado por el presidente?

Sí. No recuerdo una situación en la cual haya propuesto una medida y me hayan dicho que no. Tal vez hay cuestiones como la reforma tributaria que presentamos al Congreso para la que me hubiera gustado un respaldo más intenso del presidente.

Pero en general no puedo decir de que se hayan rechazado mis propuestas. 

¿Y cómo era su relación con el? ¿Cómo es trabajar con Pedro Castillo?

Es una persona que tiene mucha empatía, muy simpático y bromista. Al comienzo me costó un poquito porque de repente te soltaba una broma y uno se quedaba sorprendido.

Por un lado entona alguna confianza, pero por lo menos en el tema económico tiene una cierta dificultad en conocer los temas más a fondo, en poder tener una discusión más profunda sobre los temas económicos Tiene un cierto déficit, por decirlo económicamente.

Especial, PuroPeriodismo: BBC Mundo