Edgar Fonseca, editor

Las elecciones del próximo domingo tendrían un desenlace incierto y dramático en el que José María Figueres, candidato PLN, pasaría en primer lugar con al menos un 17% de respaldo mientras habría una batalla campal por el segundo cupo entre Lineth Saborío, PUSC, Fabricio Alvarado, Nueva República, y Rodrigo Chaves, Partido Progreso Social Democrático.

Saborío aparece con 12,8%,un leve descenso respecto a la encesta del 26 de enero; Alvarado con 10,2% y Chaves con 8%.

En quinta posición figura José María Villalta, Frente Amplio, 7,5% y en sexto emergió Eli Feinzaig, Liberal Progresista, 5,6%.

La cifra de indecisos se redujo a 32%, 9% menos que en el informe anterior.

Tal el cerrado panorama que pinta la más reciente encuesta de CIEP-UCR, la última al entrar a regir la veda para este tipo de estudios mañana jueves 3 de febrero.

“El voto a favor ha venido en aumento”, resaltó Figueres este miércoles en el programa Nuestra Voz de Monumental.

Incertidumbre y volatilidad

Según el informe, el escenario a menos de una semana de las elecciones nacionales 2022 corrobora la existencia de la gran incertidumbre del electorado y la alta volatilidad de las preferencias electorales. La combinación de estos dos factores pone a la sociedad costarricense, una vez más, frente a un escenario político indefinido. Por lo que hemos observado en los últimos días, las decisiones del electorado están cambiando rápidamente, incluso aún más que en las elecciones de 2014 y 2018. El desenlace final de estos cambios vertiginosos es difícil de predecir y exige mirar estos fenómenos con la mayor profundidad posible.

Ratifican que unbuen reflejo de la incertidumbre en esta campaña, destacan, es el alto porcentaje de personas indecisas.

CIEP-UCR aplicó 2 estudios de opinión en la recta final de la campaña. El primero de ellos fue una encuesta aleatoria de 1005 entrevistas y el segundo consistió en la tercera ronda del panel de electoral CIEP-Programa Estado de la Nación iniciado en octubre pasado con una muestra de 969 entrevistados. Los estudios se efectuaron de manera simultánea, es decir, uno al mismo tiempo que el otro. Ambos estudios aportan lo “mejor de dos mundos”, uno de ellos aporta la visión estática del fenómeno y el otro la visión dinámica del comportamiento del electorado, cita el informe.

Alta inestabilidad

Según CIEP, la encuesta aleatoria confirmó la alta inestabilidad de las decisiones. La “foto” de la realidad mediante este método es una especie de instantánea a muy pocos días de la elección nacional. Está foto es útil para entender lo que está pasando en la recta final de la campaña, pero insuficiente para explicar lo que podría ocurrir el 06 de febrero próximo.

Por su parte el panel electoral efectuado, reafirmó, una vez más, la tendencia de enorme volatilidad electoral mostrando algo que ningún otro estudio de opinión ha logrado hacer hasta ahora: los cambios de los apoyos entre los candidatos y la dirección de esos cambios en tres momentos distintos de la campaña (octubre, diciembre y enero). Dado que en el panel electoral quienes responden las preguntas son las mismas personas, es posible llevarle el pulso a los movimientos y cambios de cada individuo y, sobre todo, saber qué dirección llevan esos cambios. En este caso lo que se observa es el fenómeno a modo de una película de tres episodios, agrega el estudio.

Especial PuroPeriodismo: informe encuesta: CIEP-UCR