Gustavo Araya Martínez, politólogo

Hago pública mi posición ante la pregunta de una estimable seguidora acá en FB, quien me consulta acerca de la objetividad.

Mi respuesta es que soy ante todo politólogo y mi deber es alertar ante amenazas a la democracia.

Luego dirán que por qué perdí tiempo en ver cosas que no eran relevantes.

No quiero ver a los ojos a mi hijo diciéndole que – en un presunto ejercicio de “objetividad” analicé las promesas en los programas de gobierno, sino que lo veré como un defensor de los principios que han hecho grande a este país.

Lo más relevante ahora es advertir a la población cuando hay peligros claros de intentos por burlar la institucionalidad y atentar contra los principios que han hecho a este país incluso hasta derramar sangre.

Mi posición procuro que esté más allá de los partidos políticos.

Espero que al final sea eso lo que prevalezca.

Me tiene sin cuidado que piensan sobre mis consideraciones como politólogo.

Lo importante no es eso, es nuestro país. Por no ver lo que sucede en el fondo mueren las democracias.

Fuente: Facebook, Gustavo Araya Martínez