Edgar Fonseca, eitor/Foto Prensa Gráfica, San Salvador

Militares y particulares de El Salvador han conducido unidades de las rutas 42 y 152 que han sido decomisadas a la cooperativa  ACOSTES de RL, sociedad administrada por el empresario Catalino Miranda, detenido la noche del pasado sábado acusado de aumento a la tarifa del transporte público y de obstaculizar la vía pública, informa el sitio La Prensa Gráfica. 

En una conferencia de prensa brindada la noche del sábado el ministro de Obras Públicas, Romeo Herrera, anunció el retiro de la concesión de la línea y el decomiso de 293 unidades, entre ellas 215 microbuses y 78 autobuses. Horas después, el domingo, el ministerio de Defensa dio a conocer que motoristas de dicho ente conducirían las unidades para así no afectar a sus usuarios, agrega el sitio. 

Un recorrido realizado por dicho medio comprobó que tanto miembros de la Fuerza Armada, así como particulares, conducían buses y microbuses que realizan la ruta entre San Salvador y Zaragoza (152) y entre San Salvador y Ciudad Merliot (42). 

En la parada de la Ceiba de Guadalupe LPG observó como en un lapso de 40 minutos cerca de siete microbuses de la ruta 42 eran conducidos por personas particulares, mientras que en la zona entre el redondel Utila (Santa Tecla) y el inicio de la carretara al Puerto de la Libertada se observó a militares manejando autobuses y microbuses de la ruta 152, precisa la versión. 

En horas de la tarde del domingo, el Gobierno también informó que estarán entrevistando a personas para motoristas del transporte público con requisito de licencia pesada en 12 destacamentos militares. 

Lo que hasta el momento es desconocido son los efectos legales de todo el procedimiento que ha seguido el Gobierno en este caso.

Especial PuroPeriodismo: La Prensa Gráfica, San Salvador