El embajador de Nicaragua en la OEA, Artulo McFields, denunció a la dictadura de Daniel Ortega en plena sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA), informa La Prensa de Managua.

«Tomo la palabra el día de hoy (miércoles), en nombre de más de 177 presos políticos y más de 350 personas que han perdido la vida en mi país desde el año 2018», inició el embajador.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, reaccionó desde su cuenta de Twitter, «valoramos el coraje del Embajador de Nicaragua Arturo McFields Yescas y su compromiso con los valores de la OEA. Esta es la posición éticamente correcta», publicó, según La Prensa.

«Tomo la palabra en nombre de miles de servidores públicos, de todos los niveles, civiles y militares, de aquellos que hoy son obligados por el régimen de Nicaragua a fingir y a llenar plazas y repetir consignas porque si no lo hacen pierden su empleo», agregó.

«Denunciar la dictadura de mi país no es fácil, pero seguir guardando silencio y defender lo indefendible es imposible», señaló el embajador.

Y continuó: «Tengo que hablar señor presidente (del Consejo Permanente de la OEA), aunque tenga miedo, tengo que hablar aunque mi futuro y el de mi familia sean inciertos, tengo que hablar porque si no lo hago, las piedras mismas van a hablar por mí».

La intervención de McFields se realizó este miércoles durante la sesión del Consejo Permanente de la OEA, desarrollada de manera virtual, en donde los puntos de agenda incluían temas varios y la situación de Nicaragua no estaba en la agenda, añade dicho medio.