Edgar Fonseca, editor

La Fiscalía investiga por el supuesto delito de motín a la diputada independiente, Shirley Díaz, quien estuvo presente el 26 de enero en un violento altercado protagonizado por un grupo de activistas antivacunas en el hospital San Vicente de Paul de Heredia.

La Fiscalía General confirmó que investiga la siguiente causa penal, dijo una fuente oficial este martes.

Sin embargo, agregó, no se nos confirmó que se tratara de los hechos ocurridos en el hospital de Heredia. 

Por ese hecho fueron arrestadas y acusadas siete personas.

El OIJ busca a dos sospechosos en fuga.

Los incidentes se suscitaron tras llegar los activistas, acompañados por la diputada, a reclamar contra la inoculación de un menor contra covid-19 a lo que se oponían sus padres.

Pese a la actitud de sus parientes, y debido a autorización médica, el menor fue vacunado.

Los activistas irrumpieron agresivamente por los pasillos y consulta externa, golpearon a miembros del personal y se enfrentaron a autoridades que intervinieron.

Uno de los cabecillas del incidente, de apellidos Morales Albertazzi, fue capturado la madrugada siguiente encerrado en un vehículo frente a los tribunales de Heredia.

La CCSS denunció a los sospechosos de las acciones contra quienes fueron dictadas una serie de medidas cautelares, entre ellas no acercarse al hospital, ni a testigos, ni utilizar redes con sus propósitos propagandísticos.