Edgar Fonseca, editor/Foto Fedefútbol CR

“Uno debe ser profesional y responsable pero soy consciente de que somos hijos de los resultados. Para mí es una obsesión ir al Mundial, pero después no sé qué va a pasar”.

El técnico nacional, Luis Fernando Suárez, quien logró en 9 meses capear la tormenta de una inminente eliminación de Costa Rica de sus aspiraciones al Mundial de Catar y la llevó a pelear, al menos, el boleto del repechaje, está claro de su futuro con el combinado tico: no hay nada seguro.

Así lo dejó ver, distendido, este martes en la víspera del cierre de la eliminatoria ante la poderosa escuadra de EE.UU. en el Estadio Nacional de La Sabana mañana miércoles.

“La pregunta es para el Presidente (Rodolfo Villalobos)”, respondió cuando la prensa lo interrogó si desearía continuar al mando de la Tricolor.

“Espero durar hasta diciembre”, remarcó.

“Una de las cosas que uno aprende –afirmó– es que siempre debe llegar con una maleta liviana para poderse ir tranquilo y después llenarla de experiencias”.

El estrés sigue

Suárez admite que la presión de la Sele continua pese a que saldó de momento el cupo hacia el repechaje que se disputará ante un representante de Oceanía en Catar en julio.

“No ha cambiado nada, sigo igual de estresado y eso me mantiene vivo”, dice.

“Sigo la misma rutina. Salgo temprano a correr, después me pongo a estudiar y ver cosas de fútbol”, cuenta.

“Esta experiencia (en Costa Rica) ha sido de muchas enseñanzas, para saber cómo afrontar ciertas cosas y estar tranquilo”, enfatiza.

Ante EE.UU. con los pies en la tierra

Ve el choque ante EE.UU. con los pies en la tierra.

La Sele necesitaría de una goleada épica para dejar por fuera a los norteamericanos o a los mexicanos, con +13 y +7 goles de diferencia, respectivamente, mientras Costa Rica tiene +3.

“Hemos hecho 10 goles en 13 partidos. Hacer seis en uno no es fácil, aunque a veces se da”, reconoce.

“Hay que tener los pies en la tierra, es lo más lógico”, acepta.

“Lo más importante –asevera– es terminar bien”.

“Habíamos hablado de hacer una gran segunda vuelta y buscar siempre si se puede el 100% de los puntos en cada fecha FIFA. También es importante pensar en jugadores que se les puede dar la oportunidad para que respondan, como Galo en su momento o también Anthony”, amplió.

La Sele enfrentará el choque ante los estadounidenses con cambios en el 11 habitual debido a las tarjetas amarillas acumuadas. Prevención para salvar fichas con miras al decisivo choque del repechaje.

La Fedefútbol está pendiente de la respuesta que dé FIFA sobre el manejo de las amonestaciones poseliminatria.

“Hasta ahora no hemos recibido respuesta de FIFA”, confirmó el timonel.

“Miraremos cuál es la mejor opción, la que más nos ayude a que tengamos algo positivo siempre, en este partido o en un eventual repechaje”, aseguró.

Suárez confía en la plantilla.

“Si se da la situación de dejar de lado a los muchachos que están con amarilla, no hay temor, hay capacidad y oportunidad”, aseveró.

La buena vibra que ha dejado en la Sele el debut de algunos novatos, tal el caso del habilidoso delantero Anthony Contreras pone la mira sobre otras figuras como Brandon Aguilera o Carlos Martínez.

“Estar con estadio lleno y un rival muy calificado es un sueño para cualquier jugador. También es una exigencia alta, ojalá se pueda hacer”, valoró.

Entre la razón y el instinto

Darle chance a un novato lo describe Suárez como una química entre valoración e intuición.

“Como entrenador –argumenta– hay que distinguir cada mundo y ver qué es lo que me sirve”.

“También –confiesa– hay una sensación que me dice “por aquí está bien”. Entonces le hago caso a esas mariposas en el estómago y tomo una decisión, porque creo en eso también”.

  • Con información de Fedefútbol.com