Edgar Fonseca, editor

El ministro Rodolfo Méndez dijo sentirse tranquilo tras los allanamientos ejecutados este jueves por Fiscales y agentes OIJ en su residencia, despacho y otras oficinas del MOPT, en averiguaciones vinculadas al escándalo Cochinilla, caso de supuestas millonarias dádivas en contrataciones de obra pública.

“Tengo total tranquilidad porque todas mis actuaciones han estado apegadas a la ética y guiadas únicamente por el interés público y el bien común, así como para responder exclusivamente a las acuciantes necesidades en materia de obra pública de diversas comunidades del país”, sostuvo Méndez en un comunicado tras las sorpresivas diligencias judiciales en su residencia en Bajo Corrales de Naranjo así como en el despacho ministerial en Plaza Gonzalez Víquez.

Por tratarse de un miembro de los Supremos Poderes, los allanamientos fueron encabezados por el Fiscal Subrogante Miguel Ramírez.

Méndez destacó que la diligencia judicial es parte de las competencia de las autoridades en un caso ampliamente conocido por la opinión púbica y cubierto por los medios.

“Debo señalar que las autoridades han realizado un operativo de acuerdo con sus competencias con el objetivo de avanzar en una investigación ya conocida por toda la ciudadanía y ampliamente cubierta por los medios de comunicación, sobre la cual han recibido toda mi colaboración y la de la Administración del Ministerio a mi cargo”, afirmó.

“Así ha sido desde el inicio del proceso de investigación y así será hasta que concluya en la vía judicial”, añadió Méndez al que le estalló el peor escándalo reciente de alegada corrupción en proyectos de obra pública el 15 de junio de 2021 cuando Fiscalía y OIJ destaparon el denominado caso Cochinilla.

Las autoridades denunciaron la existencia de una presunta trama de actos anómalos en la concesión de trámites de obra pública en la que implicaron a representantes de poderosas firmas constructoras como MECO y H Solís con la supuesta complicidad de personeros del CONVI, epicentro del escándalo.

Tras evidencia

La finalidad  de los allanamientos de este jueves fue localizar evidencia de interés para incluir en el expediente 19–00028–033–PE, relacionado con el caso conocido policialmente como “Cochinilla”, según la Fiscalía.

A la residencia del ministro Méndez, en Bajo Corrales de Naranjo, llegaron inicialmente tres agentes judiciales pero luego aumentó la intervención policial.

El allanamiento en dicho sitio fue dirigido por el fiscal subrogante Ramírez.

Dicho funcionario dijo que las diligencias se concentran en buscar prueba relacionada con presuntas irregularidades en el manejo de plantas asfálticas y la supuesta conversión de rutas cantonales a nacionales, aparentemente, en beneficio de terceras personas.

Las acusaciones alcanzan a unas 50 personas, mientras permanecen bajo prisión preventiva los empresarios Carlos Cerdas, de MECO, y Mélida Solís de H Solís.

El escándalo golpeó un programa estrella de la administración Alvarado en cuanto a infraestructura pública y generó la suspensión o atraso de distintos proyectos.

Según Walter Espinoza, director del OIJ, el eventual daño al Estado por este caso asciende a unos ¢28.000 millones.

La cifra fue rebatida por el exasesor presidencial Camilo Saldarriaga durante una intervención ante la comisión legislativa investigadora el 3 de noviembre 2021.