Edgar Fonseca, editor

Tres venezolanos, de reciente ingreso al país, y un costarricense fueron detenidos y vinculados directamente por autoridades judiciales a la masacre de siete individuos perpetrada la mañana de ayer miércoles en una finca en La Bomba de Matama, Limón, confirmó hoy Walter Espinoza, director OIJ.

Detalló que se trató de una ejecución en la que los pistoleros dispararon entre 8 y 16 veces contra sus víctimas, según constataron los agentes que se desplazaron al sitio tras ser alertados de una balacera.

Las víctimas, todos hombres, tenían disparos en la cabeza, el tórax y las extremidades, confirmó.

Seis de ellas estaban tiradas alrededor de un vehículo a 500 metros de la entrada del sitio conocido como finca Los Pinto.

La sétima víctima apareció a 75 metros en una cabaña en construcción en el lugar.

Las autoridades se desplazaron tras recibir una alerta de un tiroteo a eso de las 10:30 a.m.

Cuando los oficiales OIJ llegaron, simultáneamente arribaron patrullas de la Fuerza Pública y corroboraron la magnitud de la acción criminal, dijo Espinoza.

Presumen que la acción obedeció a una venganza o ajuste de cuentas en una disputa comercial por operaciones del narcotráfico en la zona con implicaciones internacionales.

Mientras las autoridades estaban en las diligencias iniciales recibieron alerta de que al menos cuatro sospechosos de la masacre huían en un vehículo rojo.

Espinoza dijo que se giró alerta a los cuerpos policiales en la zona y una patrulla de topó de frente con el vehículo en el que viajaban dos de ellos.

Tico y venezolano inicialmente

Al interceptar el vehículo, Range Rover, las autoridades capturaron a un tico y a un venezolano quien portaba una arma AR 15.

Casi al mismo tiempo fueron arrestados otros dos sospechosos mientras caminaban por el sector de Westfalia.

Los oficiales verificaron que se trataba de otros dos venezolanos.

Llamó en particular la atención sobre la captura de los sospechosos de dicha nacionalidad.

Los detenidos en Westfalia cayeron luego de haberse cambiado de indumentaria en una casa en las cercanías.

Esa casa fue allanada este jueves y las autoridades hallaron importantes indicios para la investigación del caso, confirmó Espinoza.

Los tres extranjeros fueron identificados por los apellidos: Pantoja Jiménez, 28 años; Zapata Díaz, 23 años; Duarte Tovar, 35 años.

No se descarta un quinto sospechoso en fuga.

“Esto nos plantea un panorama de investigación distinto y diferente a los que solemos abordar en esta zona de Limón y particularmente en todo nuestro territorio, y que nos habla de una estructura criminal que participa, que probablemente está relacionada con temas de narcotráfico, y que actuó aparentemente motivada por una confrontación relacionada con aspectos comerciales de narcotráfico”, advirtió Espinoza.

Las víctimas fueron identificadas de apellidos: Pérez Bonilla, 39 años; Hernández Fernández, 46; Salazar López, 26; Kelly Davis, 29; Cook Beckford, 21; Michel Bustos, 34 años. 

Montoya Arias, de 51 años, sétima víctima fue hallado en la cabaña en construcción en dicho lugar, según verificaron los agentes desplazados al sitio.

Según las autoridades, Hernández, alias Ratón, lideraba una red narco en la zona desde hace varios años y enfrentó juicios por homicidios.

De ahí la presunción de que el múltiple homicidio tenga relación con un eventual ajuste de cuentas aunque ahora con el vínculo internacional por los tres foráneos arrestados.