Edgar Fonseca, editor/Foto Ministerio Público, Panamá

La compra de 200 toretes a ganaderos en Chiriquí, Panamá, fue parte de los indicios que rastrearon las autoridades de ese país y las llevaron a capturar a un tico de apellidos Segura Angulo, alias “Narizón”, la madrugada del martes 12 de abril, sospechoso de liderar una gran red de legitimación de bienes presumiblemente ligados al narco, se confirmó oficialmente.

El fiscal Octavio Nicolau confirmó que la investigación inició mediante información suministrada por el FBI, que alertó sobre la compra de la finca en San Lorenzo por más de $300 mil, detalla diario Crítica de Ciudad Panamá.

Según dicho medio, a este grupo le decomisaron el lunes en Pérez Zeledón, $1 millón.

El grupo pretendía depositar al menos $25 mil al día en cuentas de bancos de Gran Caimán y Bahamas, según dicho medio.

Segura cayó preso junto a otros dos individuos apellidados: Garro Núñez, 42 años, y Núñez Jiménez, de 37.

Su mujer, Chacón Vargas, de 39 años, sigue en fuga.

Los cuatro escaparon el 22 de febrero a un gran operativo de OIJ y Fiscalía en Pérez Zeledón y otros sitios.

La Fiscalía admitió que la fuga pudo darse por posibles filtraciones de datos del operativo desde esferas judiciales lo cual es investigado.

Cuando contingentes policiales irrumpieron en su lujosa residencia en San Isidro, ni el sospechoso ni su mujer estaban.

Tampoco fueron localizados tres cómplices.

Dicho individuo es reconocido de San Isidro de Pérez Zeledón, como un poderoso empresario en distintos negocios desde ganadería, bares, restaurantes, lubricentros, centros llanteros.

En una ocasión le dedicaron un tope, reveló la Fiscalía Anticorrupción.

En ganadería, venta de llantas, lubricentros, barberías, verdulerías, bares y restaurantes

Hay evidencias de que “Narizón” compró al menos 200 toretes a ganaderos en Panamá, informó Crítica.

El dinero lo lavaban por medio de múltiples negocios, entre ellos la ganadería, venta de llantas, los lubricentros, barberías, verdulerías, bares y restaurantes, ratificó dicho medio.

Las posible penetración de este individuo en ciertas oficinas públicas llevó a las autoridades judiciales a allanar la municipalidad de Pérez Zeledón, la agencia de Senasa-MAG y sucursales de los bancos Promerica y de Costa Rica en la cabecera del cantón generaleño.

Tras la fuga de febrero, en su contra fue emitida una alerta roja de captura de Interpol.

Los ticos son vinculados al Cártel del Golfo de México y en su país le han decomisado 48 vehículos, 19 propiedades, 1.500 cabezas de ganado y varios millones de dólares de dinero en efectivo, destaca el medio panameño.

Según OIJ, poco después de las 8 a. m. del martes 12 la oficina de Legitimación de Capitales del OIJ recibió un reporte de parte de Interpol Panamá donde les indicaban que en unos allanamientos por el delito de blanqueo de capitales en Panamá, en un sector de Chirriquí, habían ubicado en uno de los lugares allanados a un masculino de apellidos Segura Angulo, a otro masculino Garro Núñez y otro hombre Núñez Jiménez, quienes eran requeridos por las autoridades costarricenses.

10 detenidos en Panamá

Segura y sus hombres fueron capturados en la operación “Quijote” que incluyó 16 allanamientos en Boquete, David y Dolega, dijo el fiscal Octavio Nicolau. Confirmó que se trataba de una investigación por blanqueo de capitales, detalla Crítica de Ciudad Panamá.

En la operación, fueron detenidas en total 10 personas -entre ellos 7 panameños- se incautaron 4 vehículos, un arma de fuego, dinero en efectivo y una finca de ganado ubicada en el distrito de San Lorenzo que mantenía más de 50 reses.

Los tres costarricenses serán entregados a las autoridades de Interpol Costa Rica, cumpliendo con el procedimiento, mientras que los siete panameños serán llevados ante un juez de garantías en las próximas horas.

Son 10 los detenidos

La Policía Nacional y el Ministerio Público (MP) de Panamá lograron desmantelar una organización criminal de costarricenses en la provincia de Chiriquí. Diez personas fueron aprehendidas por su presunta vinculación en actividades del narcotráfico y blanqueo de capitales, destacó el diario La Prensa de dicho país.

La operación denominada “Quijote” se desarrolló desde las 4:00 a.m. del martes, 12 de abril. Fue ejecutada por la Policía Nacional en la provincia de Chiriquí y bajo la coordinación de la Fiscalía Superior Especializada Contra la Delincuencia Organizada del Ministerio Público., agrega dicho diario.

Ceferino Villarreal, jefe de la cuarta zona Policial de Chiriquí, destacó que entre los aprehendidos figura un presunto cabecilla y otros tres ciudadanos de nacionalidad costarricense quienes mantienen una notificación roja emitida por Interpol a solicitud de las autoridades de Costa Rica, por sus vinculaciones al narcotráfico, confirmó La Prensa.