Edgar Fonseca, editor/Foto Julieth Méndez, Casa Presidencial

En medio de las inminentes primeras protestas públicas ante el nuevo gobierno, el presidente Rodrigo Chaves viajó ayer domingo a una cumbre mundial económica en Suiza, anunció medidas para contener el impacto en los precios de los combustibles y cargó contra la administración Alvarado.

Aseguró que el gobierno de su predecesor usó $2.300 millones de las reservas internacionales para sostener artificialmente el tipo de cambio, lo cual calificó como un “error de política pública”.

Chaves fue parte del gabinete de Alvarado, como titular de Hacienda, de noviembre 2019 a mayo 2020 cuando salió abruptamente por discrepancias con el entonces gobernante que eximió de la regla fiscal a los municipios.

A las puertas de una semana en que el precio de los combustibles superaría el costo de ¢1.000 por litro, el presidente Chaves, quien viajó a la cumbre del Foro Económico Mundial en Davos, convocó a una sorpresiva conferencia de prensa en que anunció:

-ARESEP aplicará una nueva metodología que permitirá reducir los precios de los combustibles. Tomará en cuenta el precio real de importación que paga RECOPE, en lugar del precio de referencia que es siempre más alto.

-El gobierno emitirá la semana entrante un decreto ejecutivo que trasladará la totalidad del ahorro de la gasolina al diésel, que beneficia a la población más vulnerable: la que se moviliza en transporte público, los agricultores, pescadores, comerciantes y transportistas de carga.

El gobierno espera que ARESEP refleje de manera inmediata esta reducción, de al menos 50 colones por litro de diésel, sobre el precio de los pasajes que pagan un millón de personas diariamente.

-Eliminación de los subsidios a los asfaltos para bajar aún más el precio por litro de la gasolina y el diésel.

No es justificable que las empresas constructoras de Costa Rica se beneficien de subsidios que termina pagando el usuario. Este subsidio al asfalto se estableció en el decreto ejecutivo 39437 durante la administración Solís Rivera, advirtió el anuncio oficial.

-Posibilidad de obtener un préstamo por $200 millones de del BCIE, para ayudar a quienes viajan en bus, ya que sufren por el aumento sostenido de los pasajes.

Lo anterior lo condicionó el gobernante a aplicar de una vez por todas el pago electrónico en los servicios de bus.

También comunicó que se postergará el decreto MOPT-MINAE 43166 que obliga a subir el estándar de calidad a euro 6 a partir del 1 de  enero del 2023.

Sostuvo que dicho decreto, de la anterior administración, obliga a aumentar el estándar de combustible a Euro 6 el 1 de enero del 2023, el cual es más caro y podría dañar los vehículos en Costa Rica.

Postergaran la medida porque se incrementarían nuevamente los precios en perjuicio de los consumidores.

Según el mandatario, el gobierno está absolutamente consciente de la grave situación de los precios internacionales de los combustibles. De enero a mayo de este año, se disparó el valor de los productos refinados que importa Costa Rica, a tal punto que el diésel pasó de $112 a $170 dólares barril y el de gasolina súper de $108 a $156

Dijo que han escuchado la preocupación de varios sectores y del público por las constantes alzas.

Por eso, anunciaron dichas medidas específicas para reducir el impacto del alto costo de los combustibles en las poblaciones más vulnerables y en la economía.

Acusa a administración anterior

Chaves aprovechó la conferencia y la emprendió contra la administración Alvarado de la que afirmó que usó $2.300 millones de las reservas internacionales para sostener el tipo de cambio artificialmente, alegó.

“Ese error de política pública ocurrió cuando la inflación mundial estaba contenida y la Reserva Federal de Estados Unidos tenía las tasas muy bajas. Ahora, que la inflación mundial está disparándose y la FED sube las tasas, no tenemos instrumentos”, afirmó.

“Tomen en cuenta eso: no solo es la subida del precio internacional producto del ataque de Rusia a Ucrania, sino que el tipo de cambio se nos está disparando y tenemos $2.300 millones menos de reservas para enfrentar la coyuntura de crisis, porque esas reservas se usaron cuando el mar estaba muy tranquilo, no ahora cuando está muy picado. Ese fue un gran error de política pública”, dijo.

Queremos destacar que parte del aumento en el precio de los combustibles se debe a la devaluación del colón, ya que se pagan en dólares. La administración anterior del BCCR gastó $2300 millones de las reservas para sostener artificialmente el tipo de cambio. Ese error de política pública ocurrió cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos tenía tasas de interés muy bajas y la inflación global estaba muy contenida. Fue un error que hoy nos quita capacidad de reacción para responder a la crisis global, incluyendo el precio de los combustibles, ratificó Casa Presidencial.

.