Edgar Fonseca, editor/Foto Prensa Libre, Ciudad Guatemala

Los hermanos Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, hijos del expresidente Ricardo Martinelli de Panamá, vinculados por fiscales de EE.UU. al “lavado” de supuestos sobornos por $58 millones del gigante constructor brasileño Odebrecth, pasaron por Costa Rica en una fallida huida en junio 2020, consigna este lunes el diario La Prensa de Ciudad Panamá.

Ambos están presos en Nueva York a la espera del juicio en su contra luego de ser extraditados en noviembre 2021 de Guatemala.

Se exponen a sentencias de hasta 11 años de prisión.

El avión debió aterrizar de emergencia en Costa Rica para recargar combustible, pero no pudieron salir de la aeronave en este país, narra dicho diario con base en documentación judicial estadounidense.

El hecho ocurrió en junio 2020 en el pico de la pandemia con los aeropuertos internacionales cerrados.

Paso por Costa Rica en gran escape fallido

Un tema reiterativo en la argumentación de las notas de los fiscales estadounidenses es el escape de los hermanos Martinelli Linares cuando estaban avanzadas las negociaciones de los acuerdos de pena por lo que entonces entendía el Departamento de Justicia había sido la participación de Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares con las coimas de Odebrecht.

Según La Prensa, en junio de 2020, Ricardo Alberto y Luis Enrique salieron clandestinamente junto a la esposa y los hijos de este último de los Estados Unidos hacia las Bahamas por vía marítima. De allí, un vuelo privado los traería a Panamá, pero no recibieron la autorización del Ministerio de Salud, entonces encabezado por Rosario Turner, para aterrizar en virtud de las restricciones de la pandemia por la covid 19.

Aterrizaje de emergencia

El avión debió aterrizar de emergencia en Costa Rica para recargar combustible, pero no pudieron salir de la aeronave en este país, posteriormente se dirigieron a El Salvador, país en el cual dicen los fiscales que el “funcionario del gobierno de Panamá” mantiene muchas influencias políticas, cita el diario panameño.

Desde este país, los hermanos parten solos en un Uber hacia la frontera de Guatemala, país al que entraron, según las notas, usando credenciales falsas del Parlamento Centroamericano.

El 6 de julio de 2020 cuando los hermanos se preparaban para abordar un vuelo privado que los traería a Panamá, ya que ahora sí contaban con el beneplácito del Ministerio de Salud, dirigido por Francisco Sucre, fueron detenidos a petición del Departamento de Justicia de Estados Unidos, menciona el informe del diario panameño.

Sobornos multimillonarios

Estos casos contra los hermanos surgieron del escándalo de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, que, según los fiscales estadounidenses, pagó entre los años 2001 al 2016, 788 millones en coimas a gobernantes y partidos políticos de múltiples países. De acuerdo con las notas, Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares “… sirvieron como firmantes de la cuenta bancaria suiza de la empresa …” que recibió y distribuyó los fondos provenientes de los sobornos. El total de los fondos manejados por esta cuenta bancaria fueron aproximadamente 28 millones de dólares, de los cuales un aproximado de 18 millones se movieron a través de bancos estadounidenses, detalla el diario La Prensa.

Según dicho medio, en dos notas fechadas el pasado 6 de mayo y dirigidas al juez federal del Distrito Este de Nueva York, Raymond J. Dearie, la fiscal asistente de distrito, Alixandra Smith, el fiscal del litigio en representación de la Sección de Fraude de la División Criminal del Departamento de Justicia, Michael Culhane Harper, y el fiscal de litigio de la Sección de Recuperación Criminal del Departamento de Justicia, Michael Redmann, presentaron su oposición a los memorandos de solicitud de clemencia de los hermanos Martinelli Linares.

La estructura de las notas –según el medio panameño– es esencialmente la misma, con la diferencia de que la que responde al memorando de Luis Enrique Martinelli Linares tiene 19 páginas, y la que responde al de su hermano Ricardo Alberto tiene 17 páginas. La variación corresponde a la respuesta que le dan los fiscales a los argumentos presentados por cada uno de los dos hermanos.

Según la acusación de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, los Martinelli Linares son responsables del delito de conspiración para cometer blanqueo de capitales y dos delitos de ocultamiento de información a ese efecto, entre 2009 y 2015, por cifras menores a un millón de dólares, informó en noviembre 2021 el diario Prensa Libre de Ciudad Guatemala.

La presentación de los fiscales

Ambas notas empiezan recordando que cada uno de los hermanos Martinelli Linares se declaró culpable en diciembre pasado de un delito de conspiración para blanquear dinero proveniente de un soborno pagado a un “entonces alto funcionario del gobierno de Panamá que también es un familiar cercano”. Las notas detallan cómo los hermanos no solo blanquearon estos fondos sino que también se aprovecharon de las millonarias coimas para su beneficio personal con compras de lujosos bienes.

Los fiscales le explican al juez Dearie que la supuesta cooperación de los hermanos Martinelli Linares entre los años 2018 y 2020 fue una “fachada”, ya que aunque estuvieron cerca de concluir los acuerdos de pena la información no incluía el reconocimiento de toda su responsabilidad en esta materia.

Sobre Luis Enrique Martinelli Linares los fiscales lo califican de “… privilegiado, políticamente conectado y calculador…”, tanto al momento de efectuar su conducta criminal como en la planificación y ejecución de su intento de evadirse de la justicia.

La evidencia del Departamento de Justicia

La Prensa cita que, de acuerdo con las notas de los fiscales, las evidencias que sustentan las acusaciones contra los hermanos Martinelli Linares, incluyen:

1. Los registros bancarios extranjeros que demuestran la recepción, transferencia, distribución y uso de los sobornos pagados por Odebrecht en beneficio del “alto funcionario el gobierno de Panamá”.

2. Registros bancarios estadounidenses que demuestran la entrada de esos fondos a ese país y los esfuerzos por esconder su origen.

3. Registros de los pagos que fueron realizados con estos fondos en los Estados Unidos, lo que demuestra el aprovechamiento de los sobornos por parte de los acusados.

4. Archivos de correos electrónicos y otros documentos de Odebrecht que demuestran la planificación y realización de los delitos.

5. Declaración testimonial de ejecutivos de Odebrecht, entre otros participantes del esquema de corrupción.

6. Un voluminoso archivo de los registros secretos del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht incluyendo correos electrónicos, comunicaciones bancarias, instrucciones internas, y solicitudes de pagos de sobornos en favor del “funcionario de gobierno de Panamá”.

Todas estas evidencias conducen a una interpretación de que el blanqueo de capitales de la coima de Odebrecht fue un acto planificado y ejecutado sistemáticamente a los largo de 6 años desde 2009 hasta 2015 que implicó la participación de funcionarios del gobierno de Panamá que comprometieron los intereses del país para favorecer a los hermanos Martinelli Linares, y el “alto funcionario” que era también su pariente.

Especia PuroPeriodismo, Estados Unidos calcula que los Martinelli Linares han lavado $58 millones en coimas de Odebrecht, diario La Prensa, Ciudad Panamá