Edgar Fonseca, editor/Foto Embajada EE.UU.

En la última escala de su primera visita oficial de tres días a Costa Rica, la primera Dama de EE.UU., Jill Biden, conoció hoy en Alajuelita un centro dedicado a la prevención del narcotráfico y la criminalidad que beneficia a unos 1.500 vecinos.

El centro forma parte de la iniciativa Sembremos Seguridad, que se implementa ya en los 83 cantones de Costa Rica y con la que se apoyan esfuerzos de seguridad ciudadana en comunidades resilientes, que pueden enfrentar problemas de narcotráfico y criminalidad, destacó la embajada de EE.UU.

En el país funcionan 33 centros de este tipo que cubren a unos 5 mil jóvenes y niños en sus programas, dijo una fuente oficial.

El programa en Alajuelita, se informó, comprende talleres educativos, deportes, artes marciales, fabricación de artesanías, música, danza… estas y muchas otras son las actividades en las que los residentes de la comunidad participan en el centro de prevención, que la Embajada de Estados Unidos financia en alianza con la Municipalidad de Alajuelita y el Ministerio de Seguridad Pública.

Tras el acto en Alajuelita, la señora Biden partió de regreso a EE.UU. tras una gira regional que la llevó por Ecuador y Panamá, además de Costa Rica.

Opciones saludables, espacios seguros

La Embajadora Cynthia Telles resaltó que los centros de prevención ofrecen a los jóvenes un espacio seguro, en el cual participan en actividades positivas. 

Estados Unidos ha trabajado con nuestros amigos en Costa Rica para ayudar a construir estos exitosos programas de prevención, para brindar opciones saludables y espacios seguros para la juventud costarricense. Sembremos Seguridad es un programa en que estamos colaborando para crear comunidades más seguras”, añadió Telles.

Según la embajada, la iniciativa Sembremos Seguridad cuenta con el apoyo de la Oficina Internacional de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL, sus siglas en Inglés) que da asistencia a 33 centros de prevención localizados en distintas partes del país, a los que se les dona desde materiales de construcción hasta muebles, instrumentos musicales, implementos deportivos, equipo de cómputo, clases de inglés, cocina, música, danza, deportes, cómputo y mucho más.

El centro de prevención de Alajuelita beneficia a alrededor de 1.500 miembros de la comunidad. Gracias al trabajo que realiza el gobierno local, la implementación de los programas ha unido de manera impresionante al cantón. Estos programas construyen nuevos puentes entre el gobierno local y el nacional.

  • Con información de Evelyn Ardón, prensa Embajada EE.UU.