PuroPeriodismo/Foto Seguridad CR

En el primer golpe del recien estrenado gobierno del presidente Rodrigo Chaves al tráfico internacional de drogas en aguas nacionales, autoridades de Seguridad Pública y OIJ, con el apoyo de EE.UU., incautaron más de dos toneladas de marihuana la noche del miércoles 11 de mayo.

El comisario Martín Arias Araya, Viceministro de Seguridad Pública, confirmó que la captura estuvo a cargo de oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas, quienes interceptaron una embarcación sospechosa a 29 millas náuticas de Cabo Matapalo, Golfito, Puntarenas, Pacífico sur.

Según Seguridad, los oficiales de Guardacostas recibieron una alerta por parte de autoridades estadounidenses, por lo que de inmediato realizaron los desplazamientos en altamar y ubicaron una lancha rápida de 32 pies de largo y equipada con tres motores de alta potencia. 

La nave transportaba varios sacos con aparente droga cubiertos por toldos de plástico, por lo que de inmediato sus tripulantes fueron detenidos y trasladados hasta el puerto de Golfito.  

Seguridad precisó que la tripulación estaba conformada por tres hombres de apellidos Aguirre Calderón, nicaragüense de 40 años (capitán) y dos costarricenses apellidados Hernández Morera de 41 años y Mendoza Cantillano de 36 años.  

La embarcación fue inspeccionada por agentes del Organismo de Investigación Judicial, quienes ya estaban investigando este caso, tras lo cual determinaron que se trataba de 2.006 kilogramos de marihuana. 

Tras dos años récord de decomisos

El anuncio de este jueves se da tras los primeros cinco meses de 2022.

En 2021, las autoridades confiscaron 71 toneladas de cocaína y marihuana, según confirmó el 5 de enero el entonces titular de Seguridad, Michael Soto. Se igualó la cifra de 2020.

Hubo intervención de 18 contenedores mientras el año trasanterior fue interceptada droga en 16 contenedores, en su mayoría con destino a Europa.

El año anterior fueron desarticuladas 155 organizaciones dedicadas al tráfico de drogas tanto loval como externo.

El fuerte apoyo de EE.UU.

La Oficina Internacional de Narcóticos y Cumplimiento de la Ley (INL) del Departamento de Estado trabaja en estrecha colaboración con los socios de seguridad de Costa Rica para desarrollar capacidades y ayudar a las comunidades desfavorecidas, destaca un reporte del Departamento de Estado en ese rubro.

A través de la cooperación y asistencia de INL y otras agencias de aplicación de la ley, Costa Rica está enfrentando su problema de tráfico de drogas, interceptando y confiscando niveles récord de drogas ilícitas en 2019 y 2020, destacan.

Hasta julio de 2021, Costa Rica incautó 42,9 toneladas de drogas, colocándolo en buen camino por otro año de incautaciones récord de drogas.

Estados Unidos proporcionó $50 millones en 2020 en seguridad y apoyo judicial para fortalecer y modernizar las fuerzas de seguridad de Costa Rica, mejorar la seguridad ciudadana y mejorar la capacidad del sector judicial para investigar y enjuiciar a los delincuentes transnacionales.

Esta asistencia incluye donaciones de equipos, capacitación, programas de seguridad ciudadana y asistencia técnica que mejora la capacidad de Costa Rica para enfrentar la creciente amenaza del crimen organizado y el narcotráfico, consigna el reporte oficial estadounidense.