Especial PuroPeriodismo/14ymedio, La Habana

Utilizada como símbolo propagandístico contra la brutalidad del Ejército estadounidense, Kim Phuc, la llamada niña del napalm es, 50 años después de que fuera tomada su icónica foto corriendo desnuda, un personaje incómodo para el régimen vietnamita por la manera en que huyó del país en busca de libertad, destaca un informe de la agencia EFE en el sitio 14ymedio de La Habana.

La foto de la pequeña Kim Phuc llorando dolorida por el napalm que corroía su piel aquel 8 de junio de 1972 se puede contemplar este miércoles en el Museo de la Guerra de Ho Chi Minh (antigua Saigón), donde se exhiben las atrocidades cometidas por los soldados estadounidenses, pero durante veinte años la imagen más icónica del conflicto estuvo desaparecida.

La fotografía era una de las más destacadas del museo en los años 80, cuando, según cuenta la escritora canadiense Denise Chong en el libro La niña de la foto, la propia Kim Phuc se sorprendió al toparse con ella en el recinto, pero desapareció después de que Phuc huyera de Vietnam y pidiera asilo en Canadá en 1992.

La imagen tardó más de dos décadas en regresar al museo: lo hizo en 2013 de la mano de su autor, Nick Ut, que la donó en uno de sus múltiples viajes a su Vietnam natal, donde algunas heridas de la guerra siguen abiertas, pero ya no supuran tanto, agrega el relato.

Especial PuroPeriodismo: 14ymedio, La Habana