PuroPeriodismo/Foto El Tiempo, Bogotá

El grupo criminal que ordenó el asesinato del fiscal paraguayo antidrogas, Marcelo Pecci, el 10 de mayo en Cartagena, Colombia, pagó $500 mil por la ejecución el hecho y los sicarios que lo atacaron se guiaron por posts en redes sociales que le dieron la ubicación de la víctima, revelaron hoy autoridades de dicho país.

Desde Cartagena, donde fue asesinado Pecci, el fiscal general, Francisco Barbosa, y el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, entregaron nuevos detalles de las investigaciones que permitieron dar con la captura de cinco personas, quienes estarían implicados en el crimen, informa El Tiempo de Bogotá.

Hacia el mediodía de este martes, las autoridades dieron una rueda de prensa, luego de la imputación de cargos e imposición de medida de aseguramiento de los cinco detenidos el viernes en Medellín.

Una de las primeras informaciones que dio Barbosa fue que las redes sociales fueron claves para llevar a cabo este asesinato. Esto teniendo en cuenta que las constantes publicaciones en redes sociales que hizo Pecci con su pareja, con quien estaba de luna de miel, fueron vistas por los asesinos, agrega El Tiempo. 

Especial PuroPeriodismo/El Tiempo, Bogotá

Los presuntos sicarios, incluso, manifestaron que en algunos momentos estuvieron perdidos, pero hallaron al fiscal por sus redes.

“Aquí hay un tema fundamental: publicar en redes sociales sin responsabilidad puede convertirse en un alma letal. Los delincuentes manifestaron que en muchas ocasiones estuvieron perdidos, pero que gracias a las redes sociales lograron la ubicación del fiscal Pecci”, aseveró Barbosa, destaca el diario colombiano.