PuroPeriodismo/Foto Chicago Sun-Times

Un juez del condado de Lake ordenó que Robert E. “Bobby” Crimo III, acusado de llevar a cabo la masacre en la azotea en el desfile del Día de la Independencia de Highland Park, fuera retenido sin derecho a fianza por siete cargos de asesinato en primer grado, informa el sitio Chicago Sun-Times.

Al calificar a Crimo de “amenaza para la comunidad”, el juez Theodore Potkonjak ordenó que permaneciera en la cárcel. La próxima audiencia de Crimo está fijada para el 28 de julio.

Desechó segundo ataque

Después de la audiencia, el alguacil adjunto del condado de Lake, Chris Covelli, dijo a los periodistas que Crimo le reveló a la policía que después de huir de Highland Park, se encontró con una reunión en o cerca de Madison, Wisconsin, y consideró atacar a las personas allí con un rifle que tenía en su automóvil, agrega el sitio.

Covelli dijo que Crimo decidió no hacerlo porque no había realizado una planificación previa suficiente.

También dijo que Crimo está enamorado de los números siete y cuatro, razón por la cual Crimo decidió realizar su ataque el 4 de julio.

El fiscal Ben Dillon dijo que Crimo, un joven de 21 años que creció en el normalmente tranquilo suburbio de Chicago, admitió ante la policía que “miró hacia abajo, apuntó y abrió fuego contra la gente al otro lado de la calle” desde lo alto de un edificio en la esquina de Central Avenue y 2nd Street, cita el Sun-Times.

Especial PuroPeriodismo: Chicago Sun-Times