Edgar Fonseca, editor

El retraso de 8 años en la gestión de adhesión del país a la Alianza del Pacífico quedó superado este viernes cuando el presidente Rodrigo Chaves anunció que giró instrucciones para unirse a dicho bloque comercial conformado por Chile, Perú, Colombia y México.

“He dado instrucciones claras al Ministerio de Comercio Exterior y al de Relaciones exteriores para que inicien formalmente el proceso de incorporación a la Alianza del Pacífico”, confirmó el presidente Chaves durante un acto en Casa Presidencial y ante un auditorio del sector empresarial que respalda su decisión.

“Esta iniciativa no es el fin, es un gran medio”, dijo.

“El gran gol es abrir a Costa Rica al Este del mundo en donde tenemos muy poco comercio y en donde tenemos ambiciones”, enfatizó al lado de los ministros Manuel Tovar, Comercio Exterior; Laura Bonilla, Agricultura y Francisco Gamboa, Economía.

“Entiendo que hay personas que tienen preocupaciones y dudas cuando se abren los países al comercio”, reconoció el gobernante.

“En todo proceso de cambio hay ganadores y perdedores”, enfatizó.

“Ustedes consumidores podrán tener productos más baratos, habrán impuestos que se mantendrán”, afirmó.

La economia global no espera

El ministro Tovar resaltó, tras el anuncio, que la economía global no espera.

“Costa Rica debe incorporarse”, ratificó.

“Es un bloque muy importante al que el país tendrá ingreso al mercado de 232 millones de consumidores”, aseveró.

“Existía una deuda –dijo– y hoy la saldamos con la firma de la solicitud para remitir al consejo de la Alianza del Pacífico”.

Las dos administraciones PAC frenaron, desde 2014, por razones ideológicas y presiones del sector agropecuario la integración del país a dicha alianza pese a existir una carta de intención de adhesión suscrita desde 2010 por la administración Chinchilla.