PuroPeriodismo/Foto NASA, DW, Alemania

La nave no tripulada Orión prevía partir el lunes 29 de agosto para preparar los alunizajes de 2025. Tras medio siglo de ausencia, los humanos volverían a la Luna. El lanzamiento fue abortado el propio lunes debido a problemas mecánicos.

El lanzamiento de Artemis I fue abortado el lunes 29 después de encontrar un problema para que uno de los cuatro motores RS-25 en la parte inferior de la etapa central del cohete alcanzara el rango de temperatura adecuado para el despegue, confirmó la NASA.

Es el primer paso para volver a la Luna, por primera vez desde el Apolo 17, en 1972. El periplo de Orión a la Luna duraría entre 26 y 42 días, informa el sitio DW de Alemania.

Según los socios de Artemisa, la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), el programa Artemis pondrá de relieve lo que ha cambiado en la exploración espacial en 50 años.

Artemisa prevé que los humanos lleguen a la Luna en 2025. La meta es construir un asentamiento en el que humanos vivan allí indefinidamente. “Al principio, la gente viajará por una semana o meses a la Luna. Con el tiempo, se harán asentamientos permanentes”, dijo a DW Juergen Schlutz, ingeniero aeroespacial de la ESA, según DW.

Diversas agencias espaciales parten de que 2030 será la década en la que se hará realidad el asentamiento a largo plazo en la Luna, y potencialmente también en Marte. Artemisa será el primer proyecto que contemple la diversidad humana y será incluyente en cuanto a género y etnia.

Especial PuroPeriodismo: DW, Alemania