Edgar Fonseca, editor/Foto Twitter Rodrigo Arias

La cita del presidente Rodrigo Chaves y Rodrigo Arias, máximo jerarca del Congreso, sirvió este martes para aliviar resquemores surgidos tras las críticas severas del mandatario a los diputados en Nicoya pero no derivó en ningún acuerdo sobre el plan para la autorización de emisión de $6.000 millones en eurobonos que presiona el gobierno.

Tampoco se permitió preguntas de la prensa al concluir la visita de Chaves al despacho de Arias, encuentro previsto para hace una semana pero que fue suspendido debido al virus de la influenza que aquejó al gobernante tras una intensa gira por localidades de Guanacaste con ocasión del 198 aniversario de la Anexión del Partido de Nicoya.

Fue al rematar esa gira, el 25 de julio en el parque central de Nicoya, cuando Chaves atacó a los diputados, los acusó de estar “jugando a las chapitas” con los eurobonos y les exigió la aprobación de la emisión.

Arias censuró como desafortunada la intervención del mandatario y afirmó que irrespetó la independencia de poderes.

Tras ese episodio, se planteó el encuentro entre ambos celebrado, finalmente, hoy.

Los dos políticos emitieron cada uno una breve declaración.

Ninguna negociación

Chaves reconoció que no hubo negociación de nada.

“Vine porque me interesa muchísimo escuchar los consejos de don Rodrigo”, dijo.

“Obviamente –admitió– no hubo negociación de nada. Nada más un intercambio de opiniones”.

“Hay algunos anuncios que voy a hacer el martes de la semana entrante, sobre la ruta fiscal, el papel de los eurobonos en esa ruta, que es fundamentalmente pagar las deudas que ya tiene el país”, adelantó.

Arias resaltó la cordialidad el encuentro.

“Con enorme agradecimiento recibo al Presidente @RodrigoChavesR en un gesto de cordialidad y respeto sin precedentes, al visitarme hoy en la Asamblea Legislativa”, dijo en un tuit a las 3:32 p.m.

“Hoy he podido comentar de forma sincera diferentes temas de finanzas públicas, efectos de la crisis mundial, empleo, reactivación económica, temas sociales”, amplió en la declaración ante los medios.

“Hemos tratado de subrayar coincidencias en los puntos de vista, pero fundamentar canales de comunicación para superar posibles discrepancias, propias de una sociedad pluralista, que se manifiesta en la diversidad de criterios, tanto a lo interior de esta Asamblea, como en las relaciones de esta con el Poder Ejecutivo”, puntualizó.

El país queda pendiente de la puesta de ruta fiscal del gobierno para el próximo martes mientras en la Asamblea, según ha advertido Arias, solo hay ambiente para aprobar $1.500 millones en eurobonos y no el monto total tras el que anda el presidente Chaves.