Edgar Fonseca, editor/Foto FIFA Women World Cup

Lo que causó una locura en el Nacional al 19, con el misil de la capitana Alexandra Pinell, que se incrustó en la valla de Australia, acabó en una pesadilla para las chicas de la Tricolor Sub 20 que terminaron goleadas por las oceánicas, 1-3, en su debut en el Mundial Femenino de dicha categoría.

Demasiado castigo para una ilusión momentánea.

El potente trallazo de derecha de Pinell, que se clavó imposible en el ángulo izquierdo de la arquero visitante, nos hizo soñar.

Pero la historia iba a ser otra.

La Selección de Australia se impuso, al final, con más fútbol, mucha potencia y fuerza.

No solo supo soportar las arremetidas iniciales de las muchachas ticas, sino que logró enderezar la barca.

Sentenció el cotejo, a poco de acabar el primer tiempo, con dos fulminantes goles, al 37, de penal, y al 38´, tras un disparo que no pudo contener la guardapalos tica.

Aquella voltereta en el marcador fue un balde de agua fría para el ímpetu de las nacionales.

En el segundo tiempo, las australianas mostraron la jerarquía de su fútbol, dominaron y crearon constante peligro en la saga tica.

La iniciativa de las “Chicas ticas” fue bajando de ritmo.

Aunque cargadas de coraje y pundonor, se vieron dominadas por la presión, velocidad y ofensiva de las rivales.

Así cayó, al 72´, el tercer gol en el arco tico que selló un amargo debut en el torneo mundial ante un Estadio Nacional cargado de aficionados ilusionados que, sin embargo, paladearon la dura realidad de la goleada.

A 15.688 kilómetros de distancia de su país y a 16 horas diferencia, las australianas no terminaban de celebrar anoche en el Nacional su contundente debut en el primer mundial futbolero que se organiza en suelo tico.