El expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua, José Adán Aguerri, fue enviado a su casa hoy para seguir cumpliendo en arresto domiciliario, la condena de trece años de prisión que le impuso un juez del régimen, destacan los sitios La Prensa y Confidencial de Managua.

“Envejeció cinco años”, dijo una fuente sobre el expresidente del Cosep que cumplía hoy 436 días de encierro, según Confidencial. 

Según un medio oficialista, la defensa del preso político solicitó la medida por problemas de salud, informa La Prensa.

Aguerri fue detenido en junio de 2021, casi al inicio de la cacería de opositores ordenada por Daniel Ortega y Rosario Murillo, que suma casi 190 personas reas de conciencia, y llevó a llenar las cárceles con connotados líderes del sector privado, entre ellos Luis Rivas Anduray, en ese momento CEO del Grupo Promerica.

Una fuente del Cosep dijo a CONFIDENCIAL, siempre bajo condición de anonimato, que la cúpula gremial ha abogado por todos los presos políticos todo el tiempo, especialmente por sus líderes, y que, aunque esperaban verlos libres, esta noticia los tomó por sorpresa.

“Solo puedo decirte que está deteriorado físicamente. Es como si hubieran pasado cinco años por él”, relató. “Nuestra esperanza ahora, es que este sea el inicio de una flexibilización de las condiciones para todos ellos”, para que puedan -por lo menos- seguir cumpliendo esta ‘condena’ desde sus casas, agregó, según dicho medio.