Edgar Fonseca, editor

El Departamento de Estado, EE.UU., ofrece hasta $15 millones de recompensa por información que conduzca a identificar y ubicar a miembros del grupo cibercriminal Conti que atacó en abril instituciones públicas de Costa Rica como el Ministerio de Hacienda y la CCSS.

En abril de 2022, el grupo perpetró un incidente de ransomware contra el Gobierno de Costa Rica que impactó severamente el comercio exterior del país al interrumpir sus plataformas de aduanas e impuestos, destaca un mensaje en el sitio web del Departamento de Estado.

Al ofrecer esta recompensa –agregan– Estados Unidos demuestra su compromiso de proteger a las posibles víctimas de ransomware en todo el mundo de la explotación por parte de los ciberdelincuentes. Buscamos asociarnos con naciones dispuestas a hacer justicia para las víctimas afectadas por ransomware.

Los sospechosos vinculados a Rusia

El sitio Rewards for Justice del Departamento de Estado ratificó el jueves que ofrece una recompensa de hasta $10 millones por información que conduzca a la identificación o ubicación de cualquier persona que, mientras actúa bajo la dirección o el control de un gobierno extranjero, participe en actividades cibernéticas maliciosas contra la infraestructura crítica de EE. UU. en violación de la Ley de Abuso y Fraude Informático (CFAA).

Se cree que los actores cibernéticos maliciosos conocidos por sus alias en línea de “Target”, “Reshaev”, “Professor”, “Tramp” y “Dandis” están vinculados al grupo de ransomware Conti, dice la alerta estadounidense.

Conti (también conocido como Wizard Spider), es un grupo de ransomware como servicio (RaaS) vinculado al gobierno ruso que se ha centrado en la infraestructura crítica de EE. UU. y Occidente. Después de que las fuerzas militares rusas invadieran la vecina Ucrania en febrero de 2022, los operadores del ransomware Conti prometieron apoyo al gobierno ruso y amenazaron a las organizaciones de infraestructura crítica de los países que se percibía como perpetradores de ciberataques o guerras contra el gobierno ruso, añade el reporte.

Detectado por primera vez en 2019, el ransomware Conti se ha utilizado para llevar a cabo más de 1000 operaciones de ransomware dirigidas a infraestructuras críticas internacionales y de EE.UU., como organismos encargados de hacer cumplir la ley, servicios médicos de emergencia, centros de despacho del 9-1-1 y municipios. Estas redes de atención médica y de primeros auxilios se encuentran entre las más de 400 organizaciones en todo el mundo víctimas de Conti, más de 290 de las cuales están ubicadas en los Estados Unidos.

Especial PuroPeriodismo: Reward Offers for Information to Bring Conti Ransomware Variant Co-Conspirators to Justice, Departamento de Estado, EE.UU.

Hasta $15 millones de recompensa

El Departamento de Estado ofrece una recompensa de hasta $10.000.000 por información que conduzca a la identificación y/o ubicación de cualquier persona que ocupe una posición de liderazgo clave en el grupo de crimen organizado transnacional variante del ransomware Conti, consigna el mensaje que rige desde el 6 de mayo.

Además, el Departamento también ofrece una recompensa de hasta $5.000.000 por información que conduzca al arresto y/o condena de cualquier persona en cualquier país que conspire para participar o intente participar en un incidente de ransomware de la variante Cont, añade.

Más de 1.000 víctimas de ataques

El grupo de ransomware Conti ha sido responsable de cientos de incidentes de ransomware en los últimos dos años. El FBI estima que, hasta enero de 2022, hubo más de 1000 víctimas de ataques asociados con el ransomware Conti con pagos a las víctimas superiores a $150 000 000, lo que convierte a la variante Conti Ransomware en la variedad de ransomware más costosa jamás documentada, destacan las autoridaded estadounidenses.

Esta recompensa, precisan, se ofrece bajo el Programa de Recompensas contra el Crimen Organizado Transnacional (TOCRP) del Departamento de Estado.

El Departamento administra el TOCRP en estrecha coordinación con nuestros socios federales encargados de hacer cumplir la ley como parte de un esfuerzo gubernamental completo para interrumpir y desmantelar el crimen organizado transnacional a nivel mundial, incluido el ciberdelito. Más de 75 delincuentes transnacionales y grandes traficantes de narcóticos han sido llevados ante la justicia bajo el TOCRP y el Programa de Recompensas de Narcóticos (NRP) desde 1986. El Departamento ha pagado más de $135 millones en recompensas bajo estos programas hasta la fecha.

Para obtener más información sobre el grupo mencionado anteriormente y el TOCRP, consulte Recompensas contra el crimen organizado transnacional INL del Departamento de Estado, agrega el sitio oficial estadounidense.