Edgar Fonseca, editor

El presidente Rodrigo Chaves está inflexible con la posibilidad de pagar un aumento salarial a 63 mil empleados de la CCSS, congelado desde 2020.

El alza fluctúa entre ¢7.500 y ¢8.500 por cada empleado y costaría al Estado unos ¢10.000 millones anuales.

“La Caja, en la parte salarial está bajo la regla fiscal, por lo que no se debe, ni se puede pagar ese aumento”, remarcó el gobernante el miércoles durante una gira por Parrita.

“¡La ley es clarísima!”, insistió pese a que el ministro de Hacienda, Nogui Acosta, sostiene que la ley fiscal no afecta a la CCSS en lo salarial.

Igualmente, ayer jueves reclamó en El Roble, Puntarenas, a los empleados de la CCSS por las listas de espera de hasta años para atención de pacientes en los hospitales.

El mandatario intensificó su presión contra el aumento salarial aprobado por la junta directiva y que provocó la abrupta destitución de Alvaro Ramos de la presidencia ejecutiva de la entidad el 17 de setiembre.

Reclamo por listas de espera

¿Ustedes están satisfechos de que la población a la que ustedes sirven haya que hacerlos esperar años, a veces, para recibir la atención médica por la cual pagan?, los cuestionó durante la inauguración de un Ebáis en El Roble.

“Yo no creo que la gran mayoría de los trabajadores de la Caja se sientan satisfechos con ese estado de la situación”, insistió Chaves que presiona para dejar sin efecto el alza salarial aprobada a los empleados de la CCSS que costaría ¢10.000 millones anuales al Fisco.

Dicho aumento quedó congelado desde el 2020 debido a la emergencia fiscal de la pandemia.

Chaves aseguró, al destituir a Ramos, que la CCSS “está quebrada” lo cual fue desmentido por el exjerarca.

Nombró como nueva titular de la entidad a la hasta entonces ministra de Trabajo, Marta Esquivel, con la instrucción de dejar sin efecto el aumento o retrasarlo.

Los sindicatos CCSS declararon estado de huelga ante la presión del gobernante mientras la junta directiva dejó en suspenso la decisión

Mediten, les dice

“Yo entiendo que todos queremos progresar con nuestras familias, ganar más, vivir mejor, pero ustedes mejor que yo saben lo que está pasando y yo les ruego que mediten qué le está pasando a esta patria, cuál es la importancia de las instituciones”, remarcó.

“Les agradezco el esfuerzo que hacen, la enorme mayoría de ustedes se parte el lomo en sus trabajos, pero hay cosas que arreglar, que ustedes saben mejor que yo”, insistió.