El dictador estuvo furibundo durante el 43 aniversario de la Policía la noche del miércoles. Agitado, Daniel Ortega, el hombre que gobierna Nicaragua con mano de hierro desde hace 15 años, no dejó títere con cabeza: la emprendió en contra de los obispos de la Conferencia Episcopal, tildó de dictadura perfecta a la Iglesia católica y, a parte de Estados Unidos y Europa, el nuevo blanco de sus ataques fue el joven presidente de Chile Gabriel Boric, que la semana pasada pidió en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) libertad para los presos políticos, destaca el diario La Prensa de Managua.

Ortega, de 76 años, que le ha negado a los nicaragüenses elecciones libres y se ha perpetuado en el poder con el poder de la violencia, dijo que la Iglesia era la “dictadura perfecta” y que no era democrática porque al papa, a los obispos y a los sacerdores no los eligian en votaciones.

El ataque frontal de Ortega contra la Iglesia católica, llega dos semanas después que el jesuita papa Francisco dijera que había un dialogo con la dictadura y no se atreviera a criticar al gobierno de Nicaragua a pesar de que el obispo de Matagalpa y siete sacerdotes más están presos y decenas de curas y religiosos se han visto obligado a irse al exilio, agrega dicho diario cuya versión digital opera clandestinamente.

“Cuánta ignorancia, cuánta mentira y cuanto cinismo. Un dictador dando lecciones de democracia; alguien que ejerce de forma ilegítima el poder, criticando la autoridad que Jesús otorgó a su Iglesia; alguien que es ateo, lamentándose de no sentirse representado por la Iglesia”, dijo el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, obligado por la dictadura a irse al exilio e 2019.

Tiranía perfecta

“La dictadura perfecta, es una tiranía, la tiranía perfecta, por algo Darío les dijo: -Dónde vas Santo tirano-. Con qué autoridad me hablan de democracia, cuántos votos tuvo el obispo de parte de la población, para ser nombrado obispo, fue nombrado al dedo desde el Vaticano, de parte de alguien que no ha sido electo por el pueblo, fue electo por un grupo de cardenales, así eligen al papa, un grupo de cardenales”, dijo Ortega, quien desde agosto pasado desató una cacería contra sacerdotes críticos.

Especial PuroPeriodismo/Diario La Prensa, Managua