Edgar Fonseca, editor/Foto FCRF

Con un doblete del inspirado, Jewison Bennette, la Sele hincaba este viernes, al final del segundo tiempo, a la poderosa Corea del Sur pero una pifia enorme del gigante Alvarado, al 80´, les regaló el empate, 2-2, a los asiáticos.

Alvarado fue expulsado tras tomar el balón fuera del área.

Entró Patrick Sequeira que encajó el empate a tiro libre imposible a su ángulo izquierdo.

Fogueo de alta intensidad con miras al debut en el Mundial Catar.

Primero de dos amistosos en la gira asiática. Próximo contrincante Uzbekistán.

Fogueo de primer nivel ante un rival poderoso que no se guardó nada ante los ticos.

De tù a tú

La tricolor arrancó perdiendo.

Al minuto 30 la velocidad y potencia de los coreanos se hizo presente.

Sin embargo, los nacionales no se echaron para atrás y al 41´, Bennette empató.

En el segundo tiempo a pase magistral de Joel Campbell, Bennette, de nuevo, vulneró el marco de los asiáticos.

Venegas pido ampliar pero su remate salió desviado.

Y los coreanos estuvieron a punto de empatar en un choque de tú a tú en sus postrimerías.

Alvarado fue expulsado tras tomar el balón fuera del área.

Salió Joel Campbell y entró Patrick Sequeira a relevar a Alvarado.

Corea empató en el 85´ gracias a la pifia de Alvarado.

Un juego de vértigo acabó con el paladar agridulce para la Tricolor que la tuvo para hacer mayor daño.

Satisfecho con las caras nuevas

“Lo más importante fue la respuesta del grupo”, resaltó el timonel nacional, Luis Fernando Suárez, tras el duro cotejo.

“Lo más interesante –añadió– es que defensivamente el equipo me gustó. Me parece que en determinado momento dimos mucha ventaja, sobre todo en lo que es la salida”.

Reconoció que hubo muchas circunstancias en que Tricolor no supo salir de la mejor manera.

“Una buena clase en la parte defensiva y después buscó de alguna manera, con sencillez, llegar al marco contrario, afortunadamente se pudieron lograr dos goles. Siempre pensamos qué hay mucho que mejorar”, valor del desempeño nacional.

“Lo más importante de esto –destacó– es que estamos viendo jugadores nuevos. Varios tuvieron su primera oportunidad y eso me deja una buena impresión de aquí en adelante.” 

“La respuesta te la doy mostrando un jugador que solamente tiene tres entrenamientos, tres prácticas, una de recuperación,una táctica y otra de pelota quieta como es el caso de Zamora. Entró bastante bien y es un poco la idea de esto, no solamente ver lo que ya teníamos en el funcionamiento con los que ya saben que hacer porque nos conocemos de hace mucho tiempo sino ver las posibilidades”, remarcó.

“Salgo satisfecho por eso, porque la idea es y sigue siendo que todos los 26 tengan competencia para darles esa oportunidad de mostrarse y fue interesante.

“Al final quedan las sensaciones en eso, en los jugadores jóvenes en esos que están empezando con la Selección como el caso de Zamora y de Anthony Hernández, que hoy jugaron por primera vez con la selección. Que hagan esto demuestra que vamos por un buen camino en ese sentido después seguimos pensando qué hay mucho por mejorar de la selección”, agr

——-

Centellas coreanas

-Relato de Eduardo Baldares, director Columbia Deportiva

Costa Rica se sometió a prueba contra 11 rivales que parecían 22 por dinámicos e intensos, por veloces y potentes además de técnicos. Corea del Sur juega a 200 kilómetros por hora. Y llegó hasta 250, espoleado por la afición que atiborró hasta las torres el Deokyang Eoulim Nuri Stadium. Entonces, del simulacro Luis Fernando Suárez sacará conclusiones trascendentales no solo de cara al duelo contra los “Samuráis Azules” de Japón, por sus evidentes similitudes con el rival de este viernes, sino que vale también para los pulsos ante España y Alemania, tan o más avasalladores que los asiáticos, pero, claro está, con diferencias estilísticas: apóstoles del “toque-toque” los ibéricos y cibernéticamente bien programados los germánicos. A