Edgar Fonseca, editor

Un informe de siquiatría forense del Organismo de Investigación Judicial sostiene que un empresario hotelero de apellido Bodaan, vinculado a la causa por el asesinato de la anestesióloga María Luisa Cedeño, en 2020 en el hotel La Mansión Inn de Manuel Antonio, Quepos, puede enfrentar el juicio, confirmó el abogado Alfonso Ruiz uno de los representantes legales de la familia de la víctima.

El examen fue gestionado por el abogado Hugo Navas, defensor de dicho acusado.

“Como usted lo dice, el informe forense ha sido puesto en conocimiento y determina que el señor no tiene afectaciones cognitivas que le impidan continuar enfrentando el debate, lo pusieron en conocimiento hoy en horas de la mañana”, respondio el abogado Ruiz ante consultas de este editor.

Bodaan, expropietario del hotel, figura acusado junto a un bailarín nicaragüense de apeliido Herrera, que se hospedaba en el sitio, y un ingeniero en sistemas de apellido Miranda, por su presunta participación en los hechos que derivaron en la muerte de Cedeño, quien laboraba en el hospital CIMA.

Su cuerpo fue hallado en una habitación del hotel el 20 de julio de ese año con severas lesiones.

Ella se había hospedado sola en el lugar el sábado anterior.

El debate fue suspendido hace una semana luego de la interposición de la gestiòn de examen forense que hizo el abogado Navas.

Ahora reiniciará el próximo martes, ratificó el abogado Ruiz.

El sitio CR Hoy divulgó un extracto del informe forense N° PPF-2022-0001776 que indica: “Del análisis de todos datos recolectados, se puede concluir que la persona evaluada, al momento de la valoración, mantiene las necesarias competencias mentales para entender racionalmente los procedimientos legales que enfrenta, así como poder participar de manera eficaz en su defensa propia. Tiene la capacidad de entender los cargos en su contra, reconocer y entender las consecuencias de sus actos y las sanciones que implican hechos como los que se investiga, puede entender la naturaleza del proceso judicial, es capaz de testificar en su propio nombre de manera adecuada y de mantener una conducta apropiada en un juicio”.