Edgar Fonseca, editor/Foto FIFA World Cup

Argentina despertó en el segundo tiempo y sentenció, 2-0, a México que queda casi fuera de la siguiente fase.

Un latigazo de Messi en el 64’ rompió la fortaleza azteca hasta ese momento.

Enzo Hernández en el 85´los fulminó con derechazo, mágico, imposible para Ochoa.

Argentina ganó un partido clave ante México con golazos de Messi y Enzo Fernández. Quedó segundo en el Grupo C. Desahogo total, destaca Olé de Buenos Aires.

Especial Puro Periodismo/ Olé, Buenos Aires/Foto: FIFA World Cup

Respire hondo. Afloje un poco con tanta tensión. Deje los nervios para otro momento. No vaya a creer que esto no volverán las ansiedades y los sufrimientos. Pero esta Argentina está con vida. Porque se bancó el juego áspero. Porque tuvo paciencia ante el retraso general de un México que firmaba el empate en el vestuario. Porque Messi no necesita estar en plenitud para ser determinante. Porque el equipo dio algunas señales, sólo algunas, de que se puede recuperar. Porque hay un Enzo Fernández, porque hay un Lisandro Martínez. Porque se necesitaba un resultado así para sentirse vivo. Porque el llanto de Scaloni fue la emoción de tantos argentinos que desde Qatar a Usuahia eligieron confiar. /Olé, Buenos Aires

Messi los electrizó

A los 18 minutos (segunda parte), Enzo Fernández buscó a Di María y Fideo buscó a Messi. Leo encontró una soledad que nunca había tenido. Un segundo. Lo aprovechó al máximo: su zurdazo bajo, furioso, pareció impulsado por millones de argentinos que querían otra historia para la Selección en este Mundial y por millones de hinchas de otras nacionalidades que no querían que Messi se despidiera tan rápido, relata Clarín de Buenos Aires. 

Así fue que Argentina zafó del nocaut y revivió. Mejoró un poco la última imagen. No era tan difícil, pero la realidad es que la Scaloneta, tal como lo conocíamos, todavía no apareció por Qatar. Aquel equipo sólido, con respuestas rápidas para cada circunstancia del partido, empezó complicándose solo ante una Arabia Saudita que no supo descifrar y contra México mostró sí una mejoría, sobre todo emocional.

El resto lo puso Messi, con ayuda de Di María y de Enzo Fernández.

Directo al precipicio, dicen en México

Rumbo al precipicio, sin gol y sacando al Chucky para meter al Piojo Alvarado, reseña el sitio mexicano MedioTiempo.com.

La lógica se impuso en el Estadio Lusail, México perdió 0-2 con Argentina y hablar de un quinto partido en Qatar 2022 se antoja complicado -que no imposible- pues puede convertirse en el Mundial en el que se rompa la racha que data desde Estados Unidos 94 llegando a los Octavos de Final.

El Tri se asumió inferior a la Albiceleste desde el primer minuto, Gerardo Martino no puso un centro delantero y decidió que sus dos futbolistas más desequilibrantes, Hirving Lozano y Alexis Vega, se dedicaran a perseguir a los defensas argentinos porque nunca se tuvo el balón y así, contra una potencia mundial con Lionel Messi anotando en la única que tuvo, es imposible, lamenta dicho sitio.