La Selección de Argentina perdió con Arabia Saudita en el debut en Qatar 2022. Lo ganaba por un penal de Messi, le anularon tres goles y se lo dieron vuelta. Increíble.

Especial, Olé, Buenos Aires/Foto EFE, Mundo Deportivo, Barcelona

Golpazo. Así de frente contra la pared. De esos que te van a dejar la marca un tiempo largo. Porque el resultado, de verdad, ya casi es lo de menos. La falta de reacción, la ausencia de juego asociado, la inexistencia de presión, la poca solidez defensiva son todos ejes que no se posaban sobre este equipo. Argentina perdió mucho más que un partido contra Arabia Saudita. Se olvidó en el vestuario sus propios principios futboleros y arrancó el Mundial de la peor manera.

Especial PuroPeriodismo, Olé, Buenos Aires